Despliega el menú
Economía

El aceite ecológico de Oleazara se abre paso en el mercado estadounidense

La empresa zaragozana es la primera en Aragón que realiza una molturación extratemprana.

Penélope García, una de las propietarias de la Oleazara, muestra el aceite ecológico que exporta a EE.
Penélope García, una de las propietarias de la Oleazara, muestra el aceite ecológico que exporta a EE.

En apenas un mes partirán para Estados Unidos las botellas del aceite de oliva virgen extra ecológico que elabora la empresa aragonesa Guomango bajo la marca Oleazara. El destino será el estado sureño de Texas, donde el alimento por excelencia de la dieta mediterránea lucirá en los mercados con una nueva imagen. Pero, hasta ese momento, la firma liderada por cuatro zaragozanas –Penélope García, Penélope Santamera, Juncal Santamera y Pilar Real– ha tenido que trabajar duramente durante ocho meses para adaptar hasta el mínimo detalle a los gustos y exigencias de sus nuevos clientes.

Su entrada en el nuevo mercado llega de la mano de North American Organics, un importador de Austin que se fijó en el producto aragonés porque asoció su marca OZ al conocido nutricionista cubano de las ‘celebrities’ de Hollywood, Oz García."Para entrar en el mercado estadounidense es necesario contar con un importador de ese país que responda por ti", explica Penélope García.

Pero no todo fue tan sencillo. North American Organic también puso sus condiciones."Querían un producto muy español y que se viera bien en los lineales", señala la propietaria de la firma aragonesa, que tuvo que adaptar la imagen exterior de su aceite ecológico –después de cinco diseños distintos– para convertir su elegante botella de un blanco esmaltado a un llamativo verde con lunares negros.

Fue necesario registrarse en la FDA, Food and Drug Administration, un organismo de la administración pública americana que se encarga de regular los alimentos y que aplica una estricta normativa, entre ella la conocida como la ley de bioterrorismo. Para ello, las responsables de Oleazara tuvieron que hacer un curso especializado en la Cámara de Comercio y que un agente de la FDA visitara la almazara para dar el visto bueno a la entrada del producto en el país. Hubo que adaptar el sello con el que se identifica la producción ecológica en España con la marca similar americana, y adecuar la tabla de valores nutricionales a las exigentes normas de la FDA.

«Y nos han obligado a colgar en la botella un pequeño librito en el que explicamos, con imágenes, cómo se realiza la recolección, cóo se elabora el aceite y cómo es la dieta mediterránea, que ellos apenas conocen", detalla García.

Salvados estos obstáculos, Oleazara llegará a Texas a través de un pedido de 5.000 botellas, que la firma aragonesa confía en poder ir incrementando. No es la primera vez que sus aceites de oliva virgen extra se comercializan en Norteamérica. Aunque en pequeñas cantidades, Oleazara ya había hecho sus pinitos en el mercado de EE. UU. y Canadá.

En frío

Para la conquista del mercado norteamericano, Oleazara trabaja con la almazara de Aceites Lis, empresa de la localidad zaragozana de La Almunia que produce Gold Lis, y con el fruto de las fincas de Agroindustrial Ayerbe en La Cartuja (Zaragoza), que elabora Lágrimas de Medina Albaida –con oro o azafrán–.

Una colaboración que les ha llevado a convertirse en la primera empresa que realiza una molturación extratemprana, en la primera semana de octubre, para que conservar"la máxima expresión de color, aroma y sabor en verde". El fruto, que se recoge por la noche, llega en apenas una hora a la almazara, y para evitar que se recaliente y pierda propiedades organolépticas se transporta en palots (cajas abiertas) y la molturación se realiza en frío, a muy baja temperatura.

Etiquetas
Comentarios