Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Economía

Bruselas pide a España un ajuste de 5.000 millones

La Comisión remite una carta al Gobierno en la que urge a tomar las medidas necesarias para cumplir con el déficit.

A. Lorente/ D. Valera. Bruselas/Madrid Actualizada 25/10/2016 a las 23:02
La bandera de la UE, y las de varios Estados miembros, ondean en Bruselas.Olivier Hoslet/AFP

Continúa la presión. El mismo día en el que Mariano Rajoy entonaba por segunda vez el 'sí quiero' ante el Rey para intentar reeditar su mandato como presidente del Gobierno (ahora, sí), la Comisión Europa enviaba una carta a Madrid en la que urge al nuevo Gobierno a que «en los próximos días y tan pronto como sea posible», envíe un nuevo Presupuesto a Bruselas que incorpore, esta vez sí, las medidas necesarias para cumplir con la nueva senda fiscal pactada a principios de agosto en el Consejo y que establece que el déficit debe bajar al 3,1% en 2017 frente al previsible 4,6% de 2016. Nada menos de 15.000 millones de ajuste, que el Ejecutivo en funciones redujo a 5.000 porque el resto lo aportará la bonanza del ciclo económico.

La carta es la enésima llamada de atención de la UE a un país, la cuarta potencia del euro, que lleva un año perdido a causa del parón político y con un déficit desbocado que puso a España al borde de una multa histórica de hasta 2.000 millones y que aún tiene pendiente la amenaza de congelación de más de mil millones de fondos estructurales correspondientes a 2017. Este año, por ejemplo, España gastará en torno a 46.000 millones más de lo que ingresará (4,6%), pero el objetivo que en su día se pactó era bajar al 2,8%. Al final, Bruselas levantó el pulgar y dio otros dos años más para bajar, por fin, del 3% del PIB. Serán los últimos. Seguro.

¿Por qué ahora esta misiva? Es la primera valoración de los proyectos de presupuestos enviados el pasado día 15. Lo positivo es que España no es el único país señalado por las muchas dudas que generan sus cuentas públicas. Hay otros seis países y dos, especialmente señalados: Italia y Portugal, a los que se les exige más tijeretazos. Habrá lío, sobre todo con Roma. En lo que respecta a España, Madrid se limitó a presentar una prórroga de las cuentas actualizada por estar en funciones, dejando al próximo Gobierno el 'marrón' del ajustar 5.000 millones en 2017. ¿Cómo? Según Bruselas, subiendo el IVA o los impuestos medioambientales. Según España... Veremos.

Insuficiente superávit autonómico

De momento, las comunidades autónomas que han sido durante los últimos años el eslabón más débil del equilibrio presupuestario registraron en agosto un desfase casi inexistente, apenas del 0,07%. Incluso siete comunidades registraron superávit. ¿Cómo es posible? La clave está en la inyección de 7.666 millones que recibieron procedentes de la liquidación del sistema de financiación de 2014, según los datos publicados este martes por el Ministerio de Hacienda.

Pero este buen comportamiento no impidió que el déficit del conjunto de las administraciones públicas (excluidas las corporaciones locales) alcanzase en agosto el 3,3% del PIB una cifra similar a la de hace un año en términos relativos, pero superior un 1,8% en datos absolutos con desfase de 36.836 millones (38.899 millones con ayuda a la banca). En cualquier caso, todavía existe margen suficiente para cumplir el objetivo del 4,6% fijado por Bruselas para 2016 en la nueva senda de consolidación fiscal.

El impacto positivo de la liquidación del sistema de financiación (muy superior a los 1.750 millones registrados en 2013) se dejó notar en una reducción del 90% del déficit autonómico. Las comunidades con un saldo positivo son: Andalucía (superávit del 0,13% del PIB), Asturias (0,46%), Baleares (0,76%), Canarias (0,74%), Galicia (0,09%), La Rioja (0,11%) y País Vasco (0,32%).

De esta forma, el objetivo fijado para 2016 del 0,7% se convierte en bastante factible a pesar de que otras regiones mantengan un desequilibrio. Es el caso de Aragón (déficit del 0,44% del PIB), Cantabria (0,87%), Castilla-La Mancha (0,37%), Castilla y León (0,16%), Cataluña (0,09%), Extremadura (1,21%), Madrid (0,25%), Murcia (0,65%), Navarra (0,36%) y la Comunidad Valenciana (0,23%).
Sin embargo, el déficit autonómico casi cero es una cuestión coyuntural que se disipará en los próximos meses. De hecho, la previsión de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) es que las comunidades acaben el año con un desfase del 0,8%.

En cualquier caso, la administración que peor se comportó en esta ocasión, como durante todo el año, fue el Estado. El desfase en los ocho primeros meses del año se situó en los 30.948 millones, lo que equivale al 2,78% del PIB. Una cifra superior al 2,6% que contemplaba el plan presupuestario enviado por el Gobierno a Bruselas. En cualquier caso, el Ministerio de Hacienda advirtió de que este mal comportamiento está influenciado por la transferencia de 8.589 millones de la liquidación del sistema de financiación de 2014 a los entes territoriales (los 7.666 de las comunidades y los restantes para los ayuntamientos). También afecta la reducción de los ingresos un 5,6%.

Retroceso en Sociedades

Hacienda también publicó este martes el déficit del Estado de septiembre, que supone una ligera mejoría respecto al mes anterior hasta los 28.531 millones (un 2,56% del PIB). Sin embargo, si se compara con la situación de hace un año el desfase es un 20% superior. Un incremento muy relacionado con la caída un 4,3% de los ingresos impositivos.

Una vez más, el Impuesto de Sociedades mantuvo su desplome de un 24,9% al pasar de una recaudación de 15.651 millones en 2015 a los 11.751 millones de 2016. Esta caída se debió al retroceso de los pagos fraccionados. Precisamente, para tratar de revertir esta situación el Gobierno ha aprobado el adelanto del cobro de estos pagos para empresas con más de 10 millones de facturación. Una medida con la que prevé obtener 8.300 millones este mismo año.

La recaudación por el IRPF también se resintió hasta septiembre con un retroceso del 7,7% por la liquidación del sistema de financiación del 2014, que implica menores ingresos para el Estado. Pero también se dejó notar el impacto de la reforma fiscal con una caída del 9,6% en las retenciones al capital, que no logran compensarse por el incremento un 1,9% de las retenciones del trabajo. El mejor comportamiento fue para el IVA con una mejora del 2,2% en la recaudación.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo