Despliega el menú
Economía

Calatayud comienza una tardía vendimia en la que prevé recoger 12 millones de kilos

La D. O. advierte que la ausencia de lluvias puede todavía reducir esta previsión.

Representantes de la D. O. Calatayud brindan, ayer en un acto de promoción en Zaragoza.
Calatayud comienza una tardía vendimia en la que prevé recoger 12 millones de kilos
S. C.

Calatayud es la denominación de origen más tardía de Aragón y una de las que más tarde comienza la recolección en España. Y este año todavía lo será más, porque el clima ha hecho que los vendimiadores hayan tenido que esperar diez días más de lo habitual para comenzar la faena. Con el mes de septiembre llegando a su fin, la D. O. más joven de Aragón apenas ha iniciado su vendimia. "Hemos comenzado a recoger algo de uva blanca, pero hasta la próxima semana no comenzará realmente la campaña", señala el secretario del consejo regulador, Javier Lázaro. Habrá además que esperar a mediados de octubre "pasado ya el Pilar" cuando comience a recolectarse la garnacha, la variedad que ocupa el 54% de las 3.200 hectáreas que engloba esta D. O. formada por 16 bodegas y que el año pasado celebró su 25 aniversario.

Como ha sucedido en el resto de las denominaciones, en Calatayud también miran al cielo. "No ha llovido desde hace tres meses", señala Lázaro, que explica que aunque las previsiones de cosecha se mantienen en los volúmenes del año pasado, unos 12 millones de kilos, esta estimación podría ir a la baja si continúa la ausencia de precipitaciones.

"Hasta ahora la uva esta bien, incluso la garnacha, que en nuestros viñedos cuajó perfectamente y el grano está gordo, turgente y aún pesa", explica Lázaro, que teme, sin embargo, que la fuerte sequía que sufre el campo aragonés termine también por pasar factura a la cosecha de la D. O.

Eso sí, Lázaro insiste se auguran unos vinos de excelente calidad, porque el fruto de esta campaña muestra una calidad excepcional.

Profetas en su tierra

No solo la vendimia ocupa a la D. O. Calatayud. La denominación está inmersa en una campaña ‘Viñedo extremo, vino de altura’, con la que quiere impulsar un mayor conocimiento de sus caldos y sus características diferenciales en su mercado natural: Zaragoza. Y, para ser profetas en su tierra, sus 16 bodegas viajaron ayer hasta la capital aragonesa para instalarse, por una jornada, en la sala panorámica del WTCZ, donde expusieron y dieron a degustar los vinos con los que han conquistado mercados de todo el mundo.

Etiquetas
Comentarios