Despliega el menú
Economía

Desde España a la Fiesta del Sacrificio

Ovispain, la mayor cooperativa de ovino de la UE, impulsada por el grupo aragonés Pastores, comercializa 14.000 corderos para la fiesta musulmana del sacrificio.

Corderos marcados y preparados para su venta en Jordania para celebrar la Fiesta del Sacrificio.
Desde España a la Fiesta del Sacrificio
A. A./Reuters

Miles de corderos españoles se convierten hoy en el producto protagonista de la fiesta más importante de la comunidad musulmana. La Eid al-Adha, conocida en España como la Fiesta del Sacrificio o la Fiesta del Cordero, tiene lugar después del peregrinaje anual a La Meca y rememora el pasaje recogido en el Corán (y la Biblia), en el que Dios impidió que Abraham matase a su hijo por voluntad divina sustituyendo al joven por este animal.

De estos animales, 14.000 han sido comercializados por Ovispain, la entidad asociativa prioritaria de carácter suprautonómico, impulsada por la cooperativa aragonesa Oviaragón-Grupo Pastores, EA Group y Cosegur, para centralizar la exportación de cordero vivo de sus diferentes empresas. "Mantenemos las cifras del pasado año, tanto en unidades comercializadas como en precios", señala el director comercial de Grupo Pastores, Félix Valdemoros.

Este directivo, también representante de Ovispain, explica que los envíos de cordero para la celebración de esta fiesta se han realizado durante la segunda quincena de julio y todo el mes de agosto y han tenido como destino el mercado nacional, Francia, Alemania y Libia. Todos ellos se comercializan en vivo porque, como el nombre de la propia fiesta indica, son las familias las que se encargan de su propio sacrificio. Si el cordero tiene como destino la comunidad musulmana de Zaragoza puede venderse en canal porque Mercazaragoza realiza el sacrificio por el rito halal, tal como exige esta religión, explica Valdemoros.Producto a la carta

Las ventas de este producto se mantienen respecto al pasado año no solo por los precios, sino porque además se trata de un cordero con características especiales, destinado únicamente a este mercado. "Se trata de un cordero que se sacrifica con 40 kilos y más de seis meses", señala Valdemoros, que destaca que con estas características se trata de un producto que tiene un destino comercial muy concreto por lo que hay que planificar bien sus ventas porque si no se absorbe en ese mercado es muy complicado, por no decir imposible, lograr una venta posterior.

De cualquier modo y aunque las cifras de producción y ventas de este cordero suponen entre un 7% y un 8% de las exportaciones totales de Grupo Pastores, Valdemoros reconoce que la apuesta de la cooperativa por este tipo de animales forma parte de su estrategia de diversificación.

La producción de Ovispain, la mayor cooperativa de ovino de Europa, no solo es protagonista en las mesas de los creyentes musulmanes durante los días en los que se celebra la Fiesta del Sacrificio. El cordero es uno de los alimentos básicos de esta comunidad religiosa y está también muy presente durante el mes sagrado del Ramadán. También para esta tradición, marcada por el ayuno y celebrada este año entre el 7 de junio y el 7 de julio, el grupo cooperativo aragonés comercializó 14.000 corderos.

Etiquetas
Comentarios