Despliega el menú
Economía

Ibercaja cierra 22 oficinas en Aragón, Madrid, Castilla y León y Extremadura

Diez de las sucursales afectadas están en Zaragoza capital. Toda la plantilla será reubicada.

Imagen de una oficina Ibercaja Banco.
Imagen de una oficina Ibercaja.
Guillermo Mestre

Ibercaja continúa su proceso de reestructuración de la red de oficinas tras la fusión con Caja3 culminada hace año y medio y ha aprobado esta semana el cierre de 22 sucursales en Aragón, Madrid, Castilla y León y Extremadura, informaron fuentes sindicales. Desde la entidad explicaron que la medida entra dentro de la "racionalización" de la red y que "no se reduce ni una sola persona en la plantilla", ya que se ofrece una reubicación a todos los trabajadores. Las sucursales afectadas emplean a 75 personas, de las 5.500 que tiene el grupo en plantilla repartidas en 1.300 oficinas.

De las 10 oficinas afectadas en Zaragoza capital, donde más coinciden locales cercanos de Ibercaja y la CAI, tres continuarán abiertas, pero adscritas a otra sucursal próxima para evitar duplicidades según el modelo de oficina conjunta creado el año pasado. En otros casos se producirá la absorción de una oficina grande por una pequeña y "acogerá a parte de la plantilla de la cerrada", indicaron fuentes de la entidad financiera. A ello se unirán cierres propiamente dichos con traslados de la plantilla "en el entorno inmediato", añadieron.Críticas por la falta de diálogo

Desde sindicatos como UGT se criticó la falta de diálogo de la dirección. "Se está soslayando la representación sindical", denunció Victoria Camarena, desde la sección sindical ugetista. "No puede ser que haya finalizado a 31 de diciembre pasado un ERE donde había hasta 65 cierres de oficinas, de los que se dejaron sin cerrar 10, y ahora se planteen de manera unilateral cerrar", dijo. En este sentido, reclamó que si el banco tiene necesidad de anunciar cierres "tiene que reunirse con la representación sindical y hablarlo".

Desde el sindicato Asipa criticaron que se avisara al comité "con un día de antelación" y que se hubieran enterado "cuando todo estaba hecho". Su portavoz, Gonzalo Postigo, esperó a hacer una valoración hasta conocer el destino que se ha ofrecido a los compañeros, ya que una cosa es que se reubique a todos "y otra que vayan a aceptar el puesto que les den".

Por su parte, Miguel Ángel Villalva, representante de CC. OO., reconoció que "es potestad de la entidad poder cerrar oficinas", pero pidió que se haga "con cierto orden". Así, planteó que deben explicarse mejor los criterios a la hora de elegir a las oficinas afectadas.No habrá ERE este año

La entidad financiera mantiene, como ya había anunciado, que no presentará este año ningún expediente de regulación de empleo e insiste en que está llevando a cabo solo de una reorganización de la red. Recordó que se ha empezado a abrir oficinas en zonas de expansión como Madrid, donde hay vacantes.

No descartaron que pueda haber este año más medidas dirigidas a la "racionalización" de la red. De hecho, a medio plazo podrían necesitar contratar personal para las futuras oficinas en zonas de crecimiento.

Mientras, la entidad sigue inmersa en su Plan Estratégico 2015-2017, que recoge el proceso de salida a bolsa. A finales de este año espera estar lista para saltar al parqué, aunque este paso no tiene previsto darlo hasta que "las condiciones sean favorables" en el mercado, como han venido repitiendo los máximos responsables de la entidad en los últimos meses. De ahí que esta pueda retrasarse hasta "bien entrado 2017", según fuentes de la entidad.

Etiquetas
Comentarios