Despliega el menú
Economía

Lanzados a emprender en 3D

Cada vez más emprendedores apuestan por la impresión 3D. En diciembre, el Zaragoza Maker Show analizará los retos de esta nueva forma de diseñar y fabricar.

La tecnología 3D busca su sitio entre particulares y empresas después del ‘boom’ sufrido en los últimos años. Ahora empiezan a surgir emprendedores que quieren llevar esta nueva forma de diseñar y fabricar al día a día, después de unos años de hablar de su potencial. De momento, "el 30% del 3D va a prototipado", reconoce Pablo Murillo, uno de los fundadores de Dynamical Tools. Las principales ventajas de imprimir al momento son "agilizar" y abaratar el proceso, explica.

Los fundadores de Dynamical Tools, ingenieros electrónicos, mecánicos e informáticos, son muy activos a la hora de difundir esta tecnología. Murillo comenzó en el sector incorporando al mundo de las impresoras 3D la filosofía del ‘Do it yourself’ (hazlo tú mismo, en inglés) para montarlas y ahorrar costes. En 2011 ya contaba con un blog dedicado a la divulgación del ‘hardware libre’ e impresión 3D. "En 2012 se empezó a hablar en Zaragoza de 3D a raíz de un evento realizado en el Seminario en cuya organización participamos", explica. En estos pocos años ha ido ganando tamaño y el mes que viene celebran la tercera edición del Zaragoza Maker Show. Los próximos 11 y 12 de diciembre espera que por Etopía pasen unas 2.500 personas, incluidas las principales empresas del sector, para analizar los retos de esta nueva forma de diseñar y producir.

"Entre 2012 y 2013 hubo una cresta de expectación y ahora está cogiendo solidez", afirma. Sin embargo, reconoce que "el avance no va a ser tan rápido como la expectación". Entre las aplicaciones destaca todo tipo de productos como prótesis para medicina, maquetas para arquitectura, modelos para joyería, utillajes para automoción, fotoescultura para regalo...

La compañía fundada este año ofrece "desarrollos a medida, consultoría de implantación para las empresas que quieran asumir el reto de incorporar 3D en el proceso productivo y formación para profesionales y particulares", indica. Así, realiza un estudio para saber si al cliente le va a resultar rentable pasarse a esta tecnología. Actualmente trabaja desde la aceleradora municipal de empresas La Terminal, gestionada por Hiberus con el apoyo de Ibercaja.

"La impresión en 3D fue un ‘boom’ hace un par de años pero se ha estabilizado un poco", coincide Beatriz P. Biel, emprendedora y fundadora de Espacio Detresdé, también instalada en La Terminal. "Ahora la empresa empieza a interesarse por esta tecnología", afirma. Sin embargo, confiesa que las compañías "suelen tener bastantes dudas". Su firma también ofrece servicios de diseño de producto para impresión 3D además de la impresión, para que sus clientes se lleven su prototipo bajo el brazo y formación. Destaca que esta tecnología permite en los prototipos detectar y corregir los errores "de manera más rápida y económica".3D TUM

"Algunas empresas ya lo conocen, pero a otras habrá que ir explicándoles qué es", apunta Francisco Javier Chaves, uno de los tres socios de 3D TUM que espera arrancar en enero desde el vivero también municipal del CIEM donde se ha instalado con otros dos socios. En su caso cuenta con casi tres décadas de experiencia como delineante y se ha decidido a emprender tras pasar por varios despachos de arquitectura y empresas de construcción de máquinas. Además del prototipado afirma que "en producto final se pueden hacer también cosas" tanto tiradas largas como cortas. Su proyecto ha pasado por el Sacme, el servicio de apoyo a la creación de microempresas de CEOE Zaragoza.

Los emprendedores destacan que con esta vía más ágil para hacer prototipos se ahorra tiempo y dinero respecto al procedimiento tradicional. Este incluye hacer un molde fuera, por ejemplo en China, y tener que encargar pedidos grandes para amortizar la inversión, sin saber si se ajusta a lo deseado. "Es la forma más rápida y barata de ver si tu producto funciona o no", afirma Biel. Calcula que todo el proceso se puede realizar en 15 días y el coste pasa de entre 5.000 y 8.000 euros que puede costar un molde a los entre 200 o 300 del desarrollo del prototipo en 3D.

Etiquetas
Comentarios