Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Apuestas para bajar consumo energético en casa

Son algunas de las medidas que propone WWF para reducir el consumo energético en casa.

Fachada de un edificio de Zaragoza con instalaciones de aire acondicionado en casi todos los pisos.
Fachada de un edificio de Zaragoza con instalaciones de aire acondicionado en casi todos los pisos.
g. mestre

La ventilación natural de las viviendas, usar ventiladores de techo o reducir la iluminación artificial y minimizar el uso del aire acondicionado, son algunas de las medidas que propone WWF para reducir el consumo energético en casa y en la oficina durante el verano, especialmente el actual, que está registrando temperaturas "particularmente altas".

Así, recuerda que los ventiladores de techo consumen hasta un 90 por ciento menos de energía que el aire acondicionado y aconseja consultar la página de Internet www.eurotopten.es, para asesorarse sobre los equipos más eficientes del mercado.

La ONG señala que las ciudades son "muy vulnerables" a las altas temperaturas y las olas de calor, como la del pasado mes de julio, el más cálido en 30 años. En concreto, estas sufren el fenómeno 'isla de calor', que contribuye a un incremento de la temperatura en su interior de hasta unos 5°C más, con respecto a la temperatura de las localidades más rurales, a causa de la ausencia de vegetación y también el uso de los equipos de aire acondicionado.

WWF recomienda también usar elementos de protección solar exterior, como persianas o toldos y en el interior cortinas de colores claros; pintar los edificios en tonalidades claras y poner plantas en las terrazas para bajar la temperatura exterior.

El uso del aire acondicionado se puede sustituir por el uso de ventiladores de techo que, además de enfriar solo con la circulación de una corriente de aire y no contribuir a la creación del fenómeno de la isla de calor, consumen una cantidad de energía mucho menor y por tanto su índice de calentamiento global es menor que el de los aires acondicionados.

Otra medida adicional en materia de eficiencia energética es sustituir los electrodomésticos antiguos por otros más eficiente. Por ejemplo, sustituir un frigorífico de categoría A por otro A+++ representa un ahorro de energía del 60 por ciento. WWF también recuerda la importancia de eliminar el standby o consumo 'fantasma' de los aparatos eléctricos para ahorrar hasta un 12 por ciento en la factura de la luz.

En cuanto a las oficinas, apunta que gestos sencillos como usar equipos ofimático eficientes o imprimir a doble cara pueden suponer hasta un 50 por ciento de ahorro energético; así como desconectar totalmente el equipo al concluir la jornada, apagar la pantalla durante paradas cortas, ajustar el brillo de la pantalla a nivel medio o activar en el ordenador el modo 'ahorro de energía' se puede ahorrar otro 20 por ciento extra de electricidad.

Igualmente, apunta que la iluminación artificial puede minimizarse y junto con las bombillas de bajo consumo energético, como son las bombillas LED, puede reducir tanto el consumo y el gasto energético, como las emisiones de CO2 y la contaminación lumínica de las ciudades.

Para el técnico de Eficiencia energética de WWF España, Georgios Tragopoulos, más de la mitad de la población mundial vive en ciudades, donde se consume el 70% de la energía mundial, y por tanto está en sus manos la posibilidad de "cambiar el modelo energético y contribuir de manera personal a la lucha colectiva contra el cambio climático, demandando simultáneamente a los líderes mundiales un futuro más limpio, justo y equitativo".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión