Despliega el menú
Economía

Empresas

Trabajadores de Tata Motors estudian una querella por el "cierre fraudulento" en Zaragoza

Instan a la DGA a que no permita que esta compañía que "ha engañado a todos, se vaya a su país pretendiendo indemnizar a los trabajadores con una limosna".

Concentración de trabajadores de Tata Hispano y AUZ
Concentración de trabajadores de Tata Hispano y AUZ_5
S.A.C.

El comité de empresa de Tata-Hispano va a solicitar a un gabinete de abogados especialistas que estudie la posibilidad de presentar una querella contra la dirección general de la compañía, Tata Motors, por supuesto "cierre fraudulento" de la fábrica de Zaragoza.

Así lo señala el presidente del comité, José Luis Chueca, tras conocer que la empresa tiene firmado un contrato con la consultora Pricewaterhouse para el cierre de la fábrica "obteniendo el mayor beneficio posible tanto para TATA como para la consultora".

Y es que, según los representantes de los trabajadores, la consultora tendría pactado cobrar a Tata Motors "un extra de 20.000 euros por cada millón de euros que ahorre la compañía, respecto al techo fijado, en el coste global de indemnizaciones por despido de los trabajadores de TATA Hispano".

A juicio del comité de empresa el objetivo de Tata Motors era llevarse la tecnología, conocimientos y experiencia de todos los trabajadores de Hispano a India y a Marruecos, países en los que se les ha desarrollado proyectos y fabricación de vehículos "con nuestras propias manos".

Denuncian que la empresa ha obtenido subvenciones de planes de competitividad del Gobierno de España que superan los 10 millones de euros con carencia de 5 años sin intereses, además de 2 millones de euros a fondo perdido, mientras que la planta española lo "único" que ha obtenido ha sido "asfixiarnos poco a poco hasta dejarnos sin aliento, sin pedidos y sin haber invertido en mejorar el sistema productivo".

Por este motivo instan al Gobierno de Aragón a que no permita que esta compañía que "ha engañado a todos, se vaya a su país pretendiendo indemnizar a los trabajadores con una limosna cuando se está gastando cientos de miles de euros en empresas de comunicación de prestigio y asesores carroñeros que cierran empresas sin escrúpulos a cambio de enriquecerse ellos mismos".

"Si tienen dinero para estas empresas, tienen que poner el dinero que los trabajadores de Tata Hispano estamos reclamando, que es el justo por el daño realizado, además de las subvenciones que ha obtenido", subraya Chueca.

Etiquetas