Economía
Suscríbete

Consejo de Ministros

La reforma eléctrica implicará una subida de la luz del 3,2%

La subida se inscribe en un reparto de costes como parte de la reforma, que permitirá recortar en 4.500 millones el desequilibrio estructural del sistema eléctrico.

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria
España recibió casi 58 millones de turistas extranjeros en 2012, un 3% más
EFE

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha anunciado que los peajes eléctricos subirán un 6,5% como parte de la reforma energética, lo que implicará un encarecimiento del 3,2% en el recibo final de la luz.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Sáenz de Santamaría ha destacado que la reforma del sector eléctrico es una de las más importantes del programa nacional y que garantizará la fortaleza y la sostenibilidad financiera del sistema "sin que sean los consumidores los que lo tengan que cargar en exclusividad".

Junto al anteproyecto de ley, el Gobierno ha aprobado un real decreto de medidas urgentes para acabar con este desfase del sector eléctrico, generado al ser los ingresos del sistema insuficientes para cubrir los costes, que supera los 26.000 millones y que suma 4.000 millones anuales.

El ministro de Industria, José Manuel Soria, ha detallado cómo se logrará ajustar esta cantidad: 2.700 millones vendrán de la reducción de costes de las actividades reguladas (transporte, distribución y primas a las renovables), 900 millones se pasarán a Presupuestos Generales y 900 millones más de los peajes, parte regulada de la tarifa eléctrica y que supone alrededor de la mitad del recibo.

Este incremento se traducirá en una subida del 3,2 % en el recibo de los consumidores, que ahora pasarán a estar englobados en el concepto "precio voluntario al pequeño consumidor".

En el capítulo de reducción de costes regulados, lo que cobran las empresas por estas actividades, Soria ha señalado que para las renovables la rentabilidad pasará a ser del 7,5 % (bono a diez años más 300 puntos básicos) y para la distribución del 6,5 % (bono a diez años más 200 puntos básicos).

Junto a estas menores rentabilidades, se reducirán los pagos por capacidad, lo que reciben algunas plantas por estar disponibles de 26.000 euros por megavatio (MW) a 10.000 euros por MW, aunque lo cobrarán más años, de diez a veinte.

Asimismo, se incluirá un mecanismo de estabilidad al sistema que ajustará de forma automática ingresos y costes.

Soria ha afirmado que las empresas, que verán reducidos sus ingresos, "van a agradecer" la reforma con el paso del tiempo porque "introduce estabilidad y certidumbre".

Para el ministro de Industria esta reforma consigue "atajar de forma definitiva" el problema del déficit y evitar que se vuelva a repetir "con efectos tan nocivos".

Etiquetas