Despliega el menú
Economía

Revista Económica

En Aragón trabajaban 81.000 personas más en 2012 que en 1998 a pesar de la crisis

La revista Economía Aragonesa que edita Ibercaja presenta su número 50 y repasa cómo ha evolucionado Aragón en estos últimos 15 años.

Aragón ha experimentado entre 1998 y 2012 un incremento de la población activa en 147.000 personas, un 29%, gracias a la inmigración y la incorporación de la mujer al mercado laboral, y a pesar de la crisis, a cierre del año pasado trabajaban 81.000 personas más que en 1998.

Así lo ha destacado el director de la revistaEconomía Aragonesa que edita Ibercaja, Antonio Martínez, en la presentación del número 50 de publicación que nació hace quince años y que repasa cómo ha evolucionado Aragón en estos años.

Martínez ha indicado que aunque trabajan 81.000 personas más que en 1998, el resto, 65.000, han engrosado las listas del paro, alzando a final de 2012 un total de 122.900 desempleados.

En estos quince años, ha agregado, Aragón ha experimentado un aumento de la población en 166.233 personas (de 1.183.234 habitantes a 1.349.467, un 14 %), cuando en los diez años anteriores, la población sólo aumentó en 10.500 personas.

Los aragoneses viven más -ha aumentado la esperanza de vida hasta los 82,3 años, 2,8 más que en 1998-, la población joven ha perdido peso y se ha producido un "sobreenvejecimiento" -el colectivo de mayores de 80 años ha crecido en 35.000 personas-, lo que supone un reto social y económico.

La población es más urbana y Zaragoza se ha consolidado como la quinta ciudad española y la tercera que más incremento de población ha registrado.

No obstante, ha perdido peso en el conjunto de Aragón (ha pasado del 51 % al 50 %) y los 60 municipios de más de 2.000 habitantes son los que más incremento han tenido, cercano al 30 %.

La "cara b" de esta tendencia, ha dicho, es que el 85 % de los pueblos de la comunidad tienen menos de mil habitantes y el 70 % de ellos ha perdido población, lo que representa un reto para la prestación eficiente de servicios básicos y para dar oportunidad a las poblaciones de esos municipios para que no se vean "forzadas" a abandonarlos.

La población aragonesa está más conectada que nunca, en infraestructuras (son los años del AVE o de la autovía Somport-Sagunto) y en nuevas tecnologías, de forma que hoy el 73 % de los aragoneses utiliza Internet.

Además, los aragoneses están más formados, ya que el 69 % de los mayores de 16 años tiene estudios más allá de Primaria, pero uno de los puntos débiles sigue siendo el fracaso escolar, del 23 %, mayor que en 1998 aunque en el pico del ciclo, en 2006, llegó al 29 %, y además hay una "sobreeducación" porque la formación ha avanzado muy rápido pero no tanto la oferta de trabajos cualificados.

Los aragoneses son también "más ricos", ya que en el conjunto de esos quince años el PIB de la comunidad creció un 32 %, alcanzado los 33.506 millones, con lo que Aragón se ha consolidado en este periodo como la quinta autonomía con mayor PIB por habitante y se ha mantenido en el pelotón, no en el liderazgo, de los mejores.

Sin embargo, ha agregado Martínez, la desigualdad ha sido una característica de estos años, tanto en bonanza como en crisis, y hoy un 9,7 % de los aragoneses, 125.000 personas, se encuentra en una situación de "pobreza severa", y este colectivo ha crecido un 70 % con la crisis.

Etiquetas