Despliega el menú
Economía

Finanzas

Bankia prescindirá de 6.000 empleos y cerrará mil oficinas

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, asegura que la inyección de cerca de 18.000 millones de euros situará la entidad como una de las más solventes del país.

Goirigolzarri, en rueda de prensa
El presidente de Bankia dice que la entidad afronta el futuro "con solidez"
EFE

Bankia confía en que la ayuda aprobada por Bruselas de 17.959 millones de euros le sirva para volver el a la senda de beneficios desde el próximo año y para ganar 1.200 millones de euros en 2015, aunque para entonces habrá prescindido de unos 6.000 empleados y habrá cerrado unas 1.100 oficinas.

Según ha explicado en rueda de prensa el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, la inyección inmediata del dinero situará a la entidad como una de las más solventes del país e implicará al equipo para devolver hasta el último euro recibido.

Tanto es así que el banquero no descarta que el contribuyente pueda llegar a ganar dinero con la operación y asegura que se dejará "la vida" para cumplir el plan y poder reintegrar el apoyo recibido.

La previsión de Bankia, de la que forman parte Caja Segovia y Caja Ávila y que en 2012 se anotará unas pérdidas récord próximas a 19.000 millones, es ganar 800 millones en 2013; 1.100 millones en 2014, cuando ya repartirá dividendos; y unos 1.200 millones en 2015.

Sin embargo, para llegar a esa cifra, a Bankia le queda un duro camino en el que después de traspasar activos al "banco malo", tendrá que reducir aún su tamaño un 20 % para conseguir que el balance del grupo sea un 60 % más pequeño que en 2010.

Venderá su participación en Mapfre

Además, por imposición de Bruselas, en los próximos cuatro años, Bankia se verá obligada a vender su participación del 15 % en Mapfre, considerada siempre una de las joyas del grupo e importante fuente de ingresos por dividendos.

No será la única gran desinversión de la entidad, ya que, por ejemplo, también se desprenderá de su 12 % en IAG, fruto de la fusión de Iberia y British Airways, o de su filial en Miami.

El City National Bank of Florida, que el expresidente de Bankia Rodrigo Rato consiguió que entrara en beneficios, es un banco "excelente" en palabras de Goirigolzarri, aunque Bruselas manda y toca venderlo para que el grupo se centre en su negocio en España.

La parte buena de esa venta es que con ella Bankia reducirá su cifra de empleados en aproximadamente unos 850, lo que unido a la externacionalización de servicios del grupo servirá para reducir los despidos imprescindibles para achicar la plantilla.

Despidos masivos

El reto es que la cifra de empleados del grupo pase de los 20.589 actuales a unos 14.500, un 28 % menos, en 2015. También reducirá Bankia el número de empleados con el cierre del 39 % de su red de oficinas, lo que equivale a unas 1.100, una exigencia más de Bruselas para recibir la ayuda, de la que recibió un anticipo de 4.500 millones en septiembre. 

De hecho, Goirigolzarri ha reconocido que se cerrarán unas 400 oficinas que el actual equipo gestor de Bankia piensa que tienen potencial, frente a otras muchas que apenas aportan negocio, lo que explica que el recorte de plantilla sea mayor del previsto por el propio grupo hasta hace poco.

En cuanto al canje de participaciones preferentes, Bankia aplicará una quita del 39 % en las que están en manos de pequeños inversores, que se elevará al 46 % para quienes adquirieron deuda subordinada perpetua y al 14 % para la subordinada con vencimiento.

Gracias a la recompra con descuento de esos productos híbridos, Bankia reforzará su capital y se embolsará unos 1.800 millones en plusvalías, que si lo desea podrá destinar a provisiones.

Hay que tener en cuenta que el grupo pretende destinar 24.800 millones a saneamientos, de los que 12.200 millones ya estaban dotados a cierre de septiembre y quedan pendientes unos 12.600, que en su mayoría, 11.400 millones, deben acometerse en las próximas semanas, antes del traspaso de activos al "banco malo".

Al final, Bankia espera tener un exceso de capital de 5.400 millones y una rentabilidad sobre recursos propios del 10 %.

Etiquetas