Despliega el menú
Deportes

REAL ZARAGOZA

¿Vuelta a casa?

El Inter de Porto Alegre se fija en Ewerthon mientras que River espera que Ayala reciba la carta de libertad.

Ayala y Ewerthon, en un entrenamiento del Real Zaragoza
¿Vuelta a casa?
ELENA MUÑOZ

El Real Zaragoza trabaja desde hace varios días en los mecanismos económicos y deportivos que le permitan desvincular al brasileño Ewerthon y al argentino Ayala de su plantilla. La idea es cortar sus contratos, concederles la libertad y abrirles la puerta hacia otros clubes renunciando a contraprestación alguna en concepto de traspaso. Ambos concluyen contrato el próximo 30 de junio y el club aragonés consideraría suficiente alivio económico ahorrarse al menos la mitad de dos de las fichas más generosas de la plantilla (Ayala percibe más de 2,5 millones anuales y Ewerthon 1,8). Además, deportivamente, Aurelio Gay ya dejó claro la semana pasada que ambos futbolistas se han caídos de sus planes. Por ello, incluso, en última instancia, el Zaragoza estaría dispuesto a rescindir unilateralmente ambos contratos, con las consiguientes indemnizaciones y pagos íntegros de los sueldos anuales. Este es el paso último, el punto adonde Agapito no desea llegar. Por eso, antes de adoptar cualquier decisión categórica, el Zaragoza subasta gratuitamente a los dos futbolistas por todo el mercado mundial. El problema es el mismo que tiene el propio Zaragoza: las desfasadas fichas de ambos futbolistas en función de su rendimiento, circunstancia que afecta sobre todo al caso de Fabián Ayala, en el ocaso de su carrera con casi 37 años. Mucho mejor mercado presenta Ewerthon, con cierto cartel en ligas como la francesa o la alemana. El Real Zaragoza intenta desde hace varias semanas colocarle en algún club.

 

A través de intermediarios se ha ofrecido al delantero brasileño a varios equipos europeos de ligas medianas. Pero esos mismos agentes se han encargado lanzar su nombre en Brasil en las últimas horas y ponerlo encima de la mesa de los despachos del Internacional de Porto Alegre.

 

El club gaucho lo ha recibido positivamente y ha instalado al delantero del Real Zaragoza entre sus preferencias para reforzar la plantilla de cara a la segunda mitad de la temporada. El Inter, donde juegan entre otros el ex zaragocista D'Alessandro y el ex bético Edú, busca fortalecer la zona ofensiva, muy mermada tras el traspaso de Nilmar al Villarreal, para asaltar la Copa Libertadores. El Internacional maneja, junto a Ewerthon, otras alternativas brasileñas dispersas por el mundo: un viejo conocido, Ricardo Oliveira, desterrado en el fútbol saudí (Al Jazira Sporting); e Itamar Batista, que juega en el Tigres de México.

 

Ewerthon, por su parte, no abandonará el Real Zaragoza hasta que se le adeuden las cantidades pendientes de la pasada temporada y la actual, y pueda garantizarse en los próximos seis meses en su futuro club un contrato similar al que tiene firmado en el Zaragoza. Un caso similar vive Ayala. El argentino es pretendido por River Plate, que lo espera con los brazos abiertos, pero solo se irá cuando le cuadre el finiquito.

Etiquetas