Despliega el menú
Voleibol

El CV Teruel aplasta al Río Duero a domicilio

Doblega a un histórico en horas bajas utilizando a los jugadores menos habituales y se asegura plaza en la Copa.

El soriano Ignacio intenta bloquear un ataque turolense.
El soriano Ignacio intenta bloquear un ataque turolense.
Heraldo Diario de Soria

El CV Teruel doblegó ayer sin problemas y a domicilio al Río Duero Soria, un histórico del voleibol nacional en horas bajas. Los turolenses zanjaron el choque por un inapelable 0-3 que pone de manifiesto su superioridad. Además de consolidar su segundo puesto en la clasificación, solo por detrás del Unicaja Almería –que no falló ante el Ushuaïa Ibiza–, se aseguran matemáticamente una plaza en la Copa del Rey de 2019, aunque todavía tendrán que mantener la tensión para amarrar un puesto como cabezas de serie.

El choque arrancó de forma plácida para los turolenses, que tomaron la iniciativa en el marcador desde el primer minuto y que no la dejaron hasta el final de la manga. Todas las facetas del juego funcionaban a la perfección frente a un rival imponente, que cedió el parcial por un abultado 17-24.

El segundo asalto reprodujo el panorama del primero con el cuadro naranja siempre por delante. Con el set mediado, el entrenador del CV Teruel, Miguel Rivera, dio entrada a los jugadores menos habituales y los naranjas se atascaron en el 11-19 encajando cuatro tantos seguidos hasta 15-19, pero la diferencia seguía siendo cómoda y el set, finalizado con un 20-25, nunca peligro para el conjunto visitante.

El Río Duero sin nada que perder y con el partido muy cuesta arriba, arriesgó en el tercer set mientras en el CV Teruel sufría desde los primeros compases. El conjunto soriano se puso por delante por primera vez en el encuentro con un 7-6 que le hizo concebir esperanzas de llevarse la manga. Los naranjas reaccionaron, empataron a 17 y, a partir de ese momento, apretaron el acelerador para volver a imponerse 20-25.

Miguel Rivera reservó a algunos de los puntales del equipo y Pablo Bugallo, aquejado de molestias en la espalda, ni siquiera saltó a la cancha. Sí jugo, y a pleno rendimiento, Balsa Radunovic, que acaba de superar una lesión. El máximo anotador turolense fue, una vez más, Andrés Villena, con 10 dianas, seguido de Vicente Cabrera, con 9, y Radunovic, con 8. En el cuadro local, el exturolense Manuel Sevillano jugó como líbero a la vez que ejercía de entrenador. El soriano Luis Martín, contundente, fue el máximo anotador del choque con 13 tantos, que no le sirvieron de nada al equipo.

Miguel Rivera reconoció que el Río Duero no atraviesa un buen momento, pero recalcó el "partido serio y sin errores" de los turolenses, que se llevaron los dos primeros sets sin apenas oposición. En el tercer asalto, no dieron por perdida la manga a pesar de ir perdiendo hasta de tres tantos y le dieron la vuelta al marcador. El entrenador naranja se mostró "satisfecho" del juego desplegado por el equipo tras haber dado minutos a todos los jugadores desplazados, salvo al tocado Bugallo.

El CV Teruel tuvo, además, el respaldo desde la grada de un nutrido grupo de seguidores. Un centenar de aficionados se desplazó a Soria para asistir a un nuevo triunfo de su club.

río duero soria 0

cv teruel 3

Río Duero: Vega (4), Salvador (11), Méndez (1), Sánchez (3), Dos Santos (4), Hister –sexteto inicial– y Sevillano (líbero). También jugaron Loeches, Retuerto (4), Vinuesa, Hernández y Martín (13).

CV Teruel: Rodríguez (4), Fornés (4), Rangel (4), Villena (10), Cabrera (9), Ereu (3) –sexteto inicial– y Gámiz (líbero). También jugaron Radunovic (8), Torcello (1), Jovanovic (1) y Colito (5).

Sets: 17-25, 20-25 y 20-25.

Árbitros: Ángel Romero y José Luis Arrarte.

Comentario: partido disputado en el pabellón Los Pajaritos ante 1.100 espectadores.

Etiquetas
Comentarios