Despliega el menú
Deportes

"Vamos a callar a los que piensan que estamos ya en Segunda"

Ander Herrera, al que Gay estudia ubicar como doble pivote junto a Jarosik, confía en la revolución vivida en el vestuario.

Ander Herrera sigue siendo la gran apuesta del área deportiva del Real Zaragoza para ser el líder del centro del campo. Ayer, el canterano fue el portavoz del renovado vestuario tras la primera sesión de trabajo en la concentración de Tenerife. El joven Herrera dibujó en pocas pinceladas la difícil situación que atraviesa el equipo y concluyó su mensaje con aire retador: "Que la gente piense que ya estamos en Segunda me parece una locura cuando solo nos separa un partido de los puestos de salvación. A mí, estas opiniones me motivan. Sabemos que vamos a ganar muchos partidos, que vamos a salir de esta situación y, a esa gente que piensa eso, les vamos a callar", opinó.

Ander considera que este alejamiento del equipo del día a día en la Ciudad Deportiva, que esta ruptura de la rutina aquí en Tenerife, va a venir muy bien anímicamente a todos los futbolistas. "La situación no es la idónea y, estar en Zaragoza, nos presionaría más por el ambiente de tensión que hay. Estar aquí es mucho mejor para la gente nueva, compartir con ellos estos días y preparar bien el partido del domingo", comenzó diciendo.

Ander admitió que la plantilla, en estos momentos, responde a una marcada división entre los nuevos y los veteranos del grupo. Los grandes cambios vividos en el equipo en este mes de enero así lo sugieren. "La gente nueva que viene nos va a dar aire fresco y eso es ahora lo más importante. Quizá los que llevamos aquí más tiempo no lo estemos pasando bien. Quizás tengamos la cabeza un poco bloqueada. Y la gente nueva va ayudar a ver las cosas de otra forma, a ilusionarnos otra vez, a ver que aún falta toda la segunda vuelta entera y que tenemos la salvación a nuestro alcance", aseveró.

Herrera reconoce que la brutal metamorfosis que está sufriendo el equipo aragonés en estas últimas semanas, con tantas bajas y tantos fichajes, es anormal y difícil de digerir con rapidez. "No es lo que se suele hacer. Pero la situación lo requiere. Y si este momento necesita de que vengan nuevos jugadores, futbolistas competitivos que traigan aire fresco y animen el ambiente, me parece bien", señaló antes de reivindicar el valor humano de los jugadores con experiencia en la caseta zaragocista: "La gente está fastidiada. Tenemos un vestuario de ganadores, que sufre cuando perdemos. Aquí no hay indolencia. Todo el mundo sufre y lo siente cuando se pierde. Y eso es bueno", subrayó.

Ayer, Gay probó un once con todos los nuevos, excepto el portero Roberto. El dibujo táctico de ese equipo fue el 4-2-3-1, donde Ponzio fue atrasado al lateral izquierdo de la zaga, Contini hizo de pareja central con Pulido y Jarosik adelantó su posición para conformar el que podría ser un nuevo doble pivote en la medular, precisamente junto a Ander Herrera. "Si al final se juega con ese sistema, será una nueva situación para mí. Y tendré que intentar aportar lo más posible al equipo desde ese puesto. Esta no es una situación para exigir ni para ver dónde me siento yo más a gusto. Lo importante es sacar esto adelante, entre todos, jugando donde sea", admitió.

Ander comenzó jugando como hombre de banda en el 4-4-2 de Marcelino, indistintamente por la diestra o la izquierda. Con la llegada de Gay, se anunció que jamás volvería a los carriles laterales y que su ubicación estaría siempre por dentro. Ha sido volante izquierdo, junto a Ponzio, y sobre todo, pivote creador, el llamado "cerebro". Si Gay lo coloca en un doble pivote junto a Jarosik, con Colunga por delante como enganche del ariete Suazo, Ander tendrá que volver a cambiar sus esquemas mentales para rendir desde otro lugar en el bloque. "Es difícil adaptarse a los nuevos sistemas cuando hay cambios de entrenador o hay jugadores nuevos que no están acostumbrados a ellos. Pero, en el fútbol, los sistemas son un poco mentira. Dependen de los resultados. Si hubiéramos ganado al Xerez y al Dépor aprovechando las oportunidades que tuvimos, nada se vería ahora igual", justificó Herrera.Por último, Ander dio valor a lo que verdaderamente se juega el Real Zaragoza este domingo en el Heliodoro Rodríguez. "Este es un partido de 6 puntos. El Tenerife es un rival directo y, si les ganamos, sumamos nosotros e impedimos que lo hagan ellos. Además, este domingo juegan Valladolid y Almería y es imposible que ganen los dos. Si vencemos en Tenerife, puede ser una jornada muy importante y beneficiosa para nosotros".

Etiquetas