Despliega el menú
Deportes

REAL ZARAGOZA

Una semana para despegar

El Zaragoza debe comenzar a cerrar las diversas operaciones que tiene en marcha.

Francelino Matuzalem.
Una semana para despegar
J.C.A.

El Real Zaragoza enfila una semana que debería comenzar a arrojar alguna certeza sobre la composición de la plantilla. A falta de catorce días para que arranque la pretemporada, todavía quedan muchos asuntos por resolver, tanto en la entrada como en la salida de jugadores. El trabajo se le acumula a Antonio Prieto, director deportivo zaragocista.

 

Una de las prioridades es cerrar de una vez la doble operación con el Lazio. Tras reunirse el sábado en Madrid con Claudio Lotito, el presidente celeste, surgieron complicaciones en el traspaso de Francelino Matuzale. Hasta que no se solucionen, quedará a la espera la cesión por una temporada del portero argentino Juan Pablo Carrizo, estableciendo una opción de compra de ocho millones de euros. Las negociaciones se retomarán hoy mismo mediante conversaciones telefónicas.

 

El miércoles está previsto que Amadeo Rangel, representante de Javier López Vallejo, responda a la oferta de renovación a la baja que el Zaragoza ha realizado al guardameta. Las sensaciones sobre su continuidad no son muy positivas.

 

También esta semana concluye el plazo del que dispone el club aragonés para abonar al Deportivo los 3,6 millones de euros estipulados en la cláusula de recompra de Ángel Lafita. Paralelamente, siguen vivas las conversaciones con el Atlético de Madrid para traspasar al canterano. Lafita ve con muy buenos ojos está opción y considera que sería un importante paso adelante en su trayectoria futbolística. El Zaragoza ha valorado al jugador en seis millones de euros. José Manuel Jurado, el centrocampista que satisface a Marcelino García Toral, podría recalar en La Romareda a cambio de Lafita. El problema es que el Atlético cifra la cotización del andaluz en ocho millones. Una cantidad que no comparte el Real Zaragoza porque Jurado concluye su contrato con el conjunto colchonero en junio de 2010, cuando quedará libre. Limar los desacuerdos y sellar la entente exigirá flexibilidad y concesiones por parte de ambos clubes.

 

No acaba aquí la agenda zaragocista. Otro nombre importante es Martín Cáceres. El uruguayo, una petición expresa de Marcelino, está a expensas de que el Fútbol Club Barcelona decida el destino de su cesión. Tanto el jugador, como Pep Guardiola y Txiki Beguiristáin han dado el visto bueno al préstamo del central a la escuadra aragonesa por un ejercicio.

 

Sin embargo, el zaguero debe esperar a que se resuelva el fichaje de David Villa y Mata por el Barça. Joan Laporta ha ofrecido a los levantinos 40 millones más las cesiones del sudamericano y del brasileño Keirrison de Souza. El regreso al primer plano de Vicente Soriano en sustitución de Manuel Llorente puede variar notablemente la situación y que los dos futbolistas asturianos permanezcan una campaña más en Mestalla. Ese sería el escenario más propicio para el Real Zaragoza.

 

Precisamente el Valencia se interpone en los deseos zaragocistas de incorporar a Ikechukwu Uche. El delantero nigeriano es también del gusto del Sevilla. Ángel Torres, presidente del Getafe, solicita seis millones para dejar marchar al africano. La cifra se antoja totalmente inasumible para un Zaragoza sumido en un drástico recorte de gastos. O rebaja las pretensiones o será una aspiración incumplida.

Etiquetas