Despliega el menú
Deportes

COPA CONFEDERACIONES

Un ensayo para el mundial

Rustenburgo (Sudáfrica).Del Bosque estaba afónico y como si se hubiera quitado un peso de encima tras el partido. Jamás pensó que una final de consolación daría para tanto. España acababa de ganar a la anfitriona de la Copa Confederaciones por 2 a 3 en partido resulto en la prórroga y con un final frenético. Del tedio, a la incertidumbre, a las idas y venidas, a la polémica y a una prórroga en la que salió cara. "Ha sido un partido difícil, ante un rival incómodo, veloz y que por momentos hizo buen fútbol. Es cierto que el primer tiempo se podría haber obviado pero el resto fue emocionante", subrayó el técnico charro.

 

Este era es el resumen del último compromiso en la Copa Confederaciones. Una competición que, a pesar, de la tercera posición, sabe a poco teniendo en cuenta que Estados Unidos, una selección de perfil bajo, fue la que apeó de la final a la actual campeona europea. Sin embargo, el técnico español lanzó un mensaje de optimismo. Aparto el fallo contra los norteamericanos y señaló el valor que tendrá esta competición de cara a la cita mundialista del próximo año: "Esta experiencia servirá de mucho para el Mundial de 2010", afirmó. "Nos hemos sentido muy a gusto en la Confederaciones", agregó.

 

En Sudáfrica la 'roja' quedó condenada por errores puntuales, pero graves, en la zaga. Tras un inicio de campeonato sin tacha, los fallos defensivos fueron un lastre en la fase final. Vicente del Bosque no se preocupó por este aspecto. Mantuvo la serenidad y contestó que se siente "tranquilo. No recibimos ningún gol en los cuatro partidos anteriores, incluido el de Azerbaiyán, y en este aspecto estamos tranquilos. Disponemos de una buena base y las posibilidades han aumentado con la aparición de Piqué. Eso es otro motivo de satisfacción", indicó.

 

Sobre los cambios a los que se ha visto obligado con ausencias tan notables como las del centrocampista Andrés Iniesta o Marcos Senna, se congratuló de lo que habían dado jugadores que no tenían tanto peso sobre el césped hasta ese momento. "Este torneo nos ha dado la posibilidad de ver a otros jugadores con valía de los que podemos echar mano".

"Nos merecíamos más"

El portero de la selección española Iker Casillas comentó, tras el partido que dio a España el tercer puesto en la Copa Confederaciones, que "era muy importante volver a saborear la victoria" después de ganar a Sudáfrica por 3-2. "Nos quedó mal sabor de boca tras la derrota en semifinales. Fue un accidente del fútbol. Merecíamos más", añadió el cancerbero. "El balance de la Copa Confederaciones es positivo. A pesar de no estar en la final, el equipo ha mostrado su calidad, ha jugado grandes partidos y ha fabricado muchísimas ocasiones de gol", reflejó el cancerbero.

 

"Era importante tener esta primera toma de contacto con Sudáfrica. Nos hubiera gustado jugar la final pero teníamos ilusión de conseguir el tercer puesto y al final ha sido gratificante", aseguró Xabi Alonso después de ganar a Sudáfrica.

 

"España está en el grupo de selecciones con posibilidades de ganar el Mundial. Lógicamente es una competición donde todos los equipos ponen mucha ilusión y el margen de error es mínimo, pero la base es muy buena de cara al año que viene. Si hacemos las cosas bien, unidos y con humildad, estaremos cerca de dar con la clave del éxito", agregó el jugador del Liverpool.

 

El gran protagonista de la tarde ayer, Dani Güiza, que marcó dos goles en el tramo final, también afirmó que deseaban estar en la final. "Nos merecíamos algo más que un tercer puesto, pero no ha podido ser y hay que trabajar más de cara al Mundial. Nosotros nunca hemos estado en la nube y por una vez que nos ha tocado perder, no nos podemos lamentar. Ahora hay que centrarse para ganar el Mundial", concluyó. Además, el delantero confirmó su deseo de regresar a la Liga Española. "Ojala el padre Marchena me eche una mano y me lleve a Valencia", afirmó.

Etiquetas