Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

BALONMANO

Un billete para 'semis'

España se enfrenta hoy (16.00) a Islandia, el rival más complicado del grupo. Una victoria casi sentenciaría el pase de España a la siguiente ronda.

Eduardo Gurbindo intenta anotar en un partido del Mundial de Suecia.
Un billete para 'semis'
PATRIC SOEDERSTROEM/EFE

Las selección española de balonmano tratará de certificar hoy (16.00. Teledeporte y Sportmanía) con un triunfo sobre la potente selección de Islandia su clasificación para las semifinales del Campeonato del Mundo, una ronda en la que España no figura desde el año 2005, cuando logró en Túnez su primer y único título universal.

Para ello, los de Valero Rivera deberán mantener la intensidad defensiva, que se ha convertido en la imagen de marca de la selección, ante un equipo que como recalcó el técnico español, apenas tiene fisuras. "Son una selección muy completa. Tienen lanzadores, fintadores, un equipo que tiene de todo, por lo que será muy difícil", señaló Rivera, que intentará sorprender al conjunto nórdico, que ya apeó hace tres años a España de la final olímpica en Pekín.

Ha pasado bastante tiempo desde aquel partido, pero desde entonces poco ha cambiado el equipo islandés. Poco a poco, el veterano Olafur Stefansson, ex jugador del Ciudad Real, va cediendo protagonismo a los más jóvenes, Alexander Petersson y Robert Gunnarsson, en espera de la explosión definitiva del central Aron Palmarsson.

No obstante, la aportación de Stefansson sigue siendo capital para el dinámico juego que propone el conjunto islandés, un equipo temible cuando puede correr, gracias a la velocidad de los extremos Gudjon Valur Sigurdsson y Petersson. Dinamismo que también caracteriza el ataque estático del cuadro islandés, en el que juega un papel determinante el pivote Robert Gunnarsson, que tiene su mejor aliado en la excelente visión de juego del central Snorri Gudjonsson.

Una defensa férrea

Igualmente consistente de presenta la defensa del equipo islandés, en la que los durísimos Ingimundur Ingimundarson y Sverre Jakobsson supondrán una difícil prueba para el pivote español Julen Aguinagalde, que volverá a ser uno de los principales argumentos ofensivos del equipo de Valero Rivera.

Lo mismo que el lateral Alberto Entrerríos, que se las tendrá que ver con el agresivo Alexander Petersson, quien suple su falta de estatura con una intensidad que le convierte en uno de los mejores defensores del panorama internacional.

Escalafón en el que año a año asciende el portero Bjorgvin Gustavsson, una de las claves de los recientes éxitos del cuadro islandés, vigente subcampeón olímpico y tercero en el pasado Europeo de Austria, que pondrá a prueba la puntería del equipo español.

Uno de los pequeños detalles que la selección española aún debe pulir, para acabar de dar ese salto cualitativo, que le permita no solo por acceder a las semifinales, sino pelear en igualdad de condiciones con los máximos favoritos por el título mundial.

Etiquetas