Despliega el menú
Deportes

FÚTBOL

Un aragonés en el 'Galacticidio'

Carmelo, en una imagen capturada el pasado curso en El Alcoraz cuando defendía la camiseta del Éibar.
Un aragonés en el 'Galacticidio'
RAFAEL GOBANTES

Del 'Galacticazo' al 'Galacticidio'. Con adecuadas mayúsculas, dadas las dimensiones de los dos reveses sufridos por el Real Madrid de Florentino con una Copa de por medio. El término 'Galacticazo' detalla la bofetada sufrida por los madridistas a manos del Real Zaragoza en la final copera de 2004 (2-3). Dani, Villa y la comba mágica de Luciano Galletti. El 'Galacticidio' es más reciente. Anteayer mismo. No sucedió en Montjuich, sino en Alcorcón. Otra vez en la carrera de obstáculos sobre la que discurre la Copa del Rey. En una de las primeras curvas, en los dieciseisavos de final, tropezó con estrépito el segundo proyecto galáctico de Florentino. El aragonés Carmelo Yuste presenció el directo el ridículo blanco como partícipe directo de la gesta del Alcorcón.

 

Su narración de los hechos necesita pocas glosas. "Fue algo increíble. Nos salió todo. Hicimos un partido completísimo en todos los aspectos: en motivación, en juego, en eficacia. Le ganamos al Real Madrid en medio de un ambiente genial, con más de 4.000 personas en el campo, que son muchas para un equipo de Segunda B como el Alcorcón. Es un recuerdo que perdurará toda la vida", se arrancó

 

Carmelo subraya las especiales dificultades que revestía el encuentro. "Ellos venían de sufrir dos malos resultados. Además, en un partido televisado todo el mundo quiere hacerlo bien con más razón. Sabíamos que así era más difícil. Pero nuestro entrenador, Anquela, nos dijo que éramos once contra once, y que a ilusión no nos iban a ganar. Así fue. Nos lo creímos e hicimos un partido espectacular. Marcamos muy pronto y cogimos mucha moral. Fuimos mejores en todo. Incluso tuvimos ocasiones para hacer más goles", continuó Carmelo.

 

A sus 25 años, la gloria le llegó en el minuto 73, cuando sustituyó a Béjar. "El marcador ya estaba sentenciado. El ambiente era de júbilo. Yo intenté rendir al mejor nivel quen pude. Habían marcado Borja (por dos veces), Ernesto y Arbeloa en propia puerta. Cuando acabó el partido, el público saltó al campo. Los jugadores del Real Madrid aceptaron con deportividad la derrota. Incluso Van Nilstelroy vino hasta nuestro vestuario para felicitarnos. Nos dijo unas palabras muy bonitas. También hablé con Miguel Pardeza, al que conozco de mi etapa en el Real Zaragoza. Estaba contrariado por el resultado", explicó.

Felicitaciones

Desde la misma conclusión del encuentro, su teléfono móvil echaba humo. "El partido acabó muy tarde (en la medianoche), pero comencé a recibir mensajes sin cesar. Ayer me llamó mucha gente, muchos amigos y ex compañeros, y también la gente de Borja. Aunque nací en Teruel, llegué a Borja con apenas un año. Todos nos hemos alegrado mucho, sobre todo mi familia, mis padres, Carmelo y Joaquina", subrayó.

 

En cierto modo, el encuentro hace que reverdezca el recuerdo del 6-1 del Zaragoza al Real Madrid. "Vi el partido en La Romareda. Entonces estaba en los filiales del Zaragoza, donde milité durante ocho años. También vi el partido de vuelta en el Santiago Bernabéu. Ahora tenemos que visitarles en la vuelta. Vamos con ventaja, pero sabemos que va a ser muy complicado. Estamos jugando ante uno de los mejores equipos del mundo. Nosotros militamos en Segunda B y desde ya mismo tenemos que estar centrados en el Conquense, que es nuestro rival del domingo. Luego ya pensaremos en el Real Madrid", concluyó.

Etiquetas