Deportes
Suscríbete

MOTOCICLISMO

Tensa e ilusionante espera en Motorland

A poco más de tres semanas de la disputa del Gran Premio de Aragón de MotoGP, ya se han vendido más de 36.000 entradas para la cita.

Cualquier ocasión es buena para hablar del Gran Premio de Aragón de MotoGP. La cita mundialista se presenta en Alcañiz dentro de 22 días, y los rotuladores de color rojo desaparecen a marchas aceleradas porque la tinta se agota con todas las notas que hay que recordar. La presencia de Antonio Gasión, consejero delegado de Motorland Aragón, en actos que requieran su nombre va unida a la última hora de un evento que se ha considerado como "el más importante en la historia de Aragón". La presentación ayer del Campeonato del Mundo de karting U18, una competición de caché que se celebra desde hoy, hasta el domingo, en el alabado trazado de karting de la Ciudad del Motor, culminó con la imprescindible información de la cuenta atrás de la prueba mundialista que paralizará la Comunidad del 17 al 19 de septiembre (y algún día antes también). La última hora: la venta de entradas va "satisfactoriamente". De las 73.000 disponibles, hasta ahora se ha vendido "la mitad del billetaje". Todo va sobre la marcha, igual que la semana pasada, y que la anterior. "El Gran Premio está servido. La espera se hace tensa, aunque hay plena satisfacción con el trabajo que se está haciendo", resumía ayer Gasión.

La cuenta atrás es lenta, e impacienta a los que gustaría ver ya en acción a Lorenzo, Pedrosa, Rossi y compañía. Pero llega un punto del calendario en que el tiempo se acelera, y faltarán minutos para terminar de ultimar los detalles que redondean un acontecimiento que va ser seguido por millones de espectadores. Motorland va tachando los días con sensaciones positivas, como las que transmite Gasión. "Vamos a llegar en condiciones de orden, y resolveremos con cierta solvencia los problemas que surjan. Estamos al 80% en la ejecución de las obras, que concluirán en plazo: la primera semana de septiembre estarán terminadas", detallaba ayer Gasión.

A poco más de tres semanas de que aterrice el gran circo del motociclismo en el coqueto circuito de velocidad, la joya diseñada por Hermann Tilke, se trabaja a destajo en la instalación alcañizana. En el radio exterior, el vial de carreteras se asfaltan y acondicionan para absorber el volumen de tráfico que se espera. Unos accesos a la altura de una instalación cinco estrellas, que provocarán serios dolores de cabeza, eternamente demandados. "Las reivindicaciones ya están encima de la mesa. La autovía está en periodo informativo y hay esperanzas de que se sea una realidad. Después del Mundial de MotoGP tendremos fuerzas suficientes para volver a reclamar una obra que es muy necesaria", solicitaba Gasión.

No se ven tantos problemas en el interior, con el 85% del graderío listo para hacer vibrar a los espectadores, y el parquin "prácticamente" concluido. "Por primera vez se va a ver en una instalación del circuito mundialista la separación de los aparcamientos de motos y coches. Esto va a dar mucha versatilidad, fiabilidad y rapidez a la hora de aparcar", se congratulaba ayer Gasión. "Estamos haciendo un gran esfuerzo en el ordenamiento del tráfico, se ha hecho un trabajo exquisito", completaba.

Ahora, solo falta que el recinto registre un lleno total. La novedad de la inclusión de otra ciudad con un revolucionario circuito en el calendario, y el morbo de saber si Jorge Lorenzo se acerca aún más al título mundial en Alcañiz, son ganchos suficientes para que el ritmo de venta de entradas se acelere a partir de la próxima semana, cuando las vacaciones de agosto llegan a su fin. Hasta ahora, Gasión, Motorland, anuncia que 36.000 hinchas ya poseen un preciado billete que les permitirá disfrutar de un espectáculo que promete fuertes emociones.

Etiquetas