Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

SD Huesca

Sumar en autoestima

Quique Hernández avisa del buen fútbol que practica el Celta y de la necesidad de saber jugar el partido para traerse el sábado los puntos en juego.

Quique Hernández contempla a una parte de sus jugadores durante el entrenamiento del equipo en la mañana de ayer en el campo del IES Pirámide.
Sumar en autoestima
JAVIER BLASCO

El Huesca viaja hoy a Vigo y entrenará por la tarde en la localidad gallega. Terreno propicio para sumar, aunque de poco vale la historia. El fútbol vive veloz. Lo ocurrido en las temporadas anteriores de nada sirve. Solo para la hemeroteca. Pero nadie pone en duda que se quiere seguir con la racha. Y Quique Hernández, el primero. Apuesta por sumar los tres puntos. Y para ello tiene claro que el Huesca debe mantener la pelota. Hacerse dueño del partido. No es tarea fácil. Busca y rebusca sistemas para adaptarlos al juego azulgrana.

El técnico fue claro ayer en la rueda de prensa tras el entrenamiento del equipo en el IES Pirámide. Primer despeje: «La actitud del equipo es buena. Nunca la ha perdido». Pero es necesario dar un paso más. El de «recuperar la autoestima», afirmó. Y para que así sea, la fórmula es clara: vencer partidos. La hoja de ruta es sencilla. Más posesión del balón que el rival, con criterio, con cariño, y ser certero en las ocasiones que se tengan ante el meta rival. La clave: «Asumir responsabilidad».

Buen rival

Y el Celta debe de ser el primero en empedrar ese camino para alcanzar la autoestima. Goza de buenos jugadores. Tiene un centro del campo al que le gusta sentir el cuero. «Le dan un trato exquisito al balón», matiza el técnico azulgrana. Pero en su casa se atasca. Y hay que sacar rentabilidad a ese bloqueo. No ha ganado un solo encuentro en Balaídos y es necesario que siga así. Al menos, por una jornada más. Radiografió sus últimos encuentros y el técnico azulgrana avisa de un Celta mejor de lo que dice su puesto en la tabla. «Contra Las Palmas perdieron por estrategia, no por juego. Tuvieron 30 minutos sensacionales. No se puede jugar mejor. Contra el Xerez tuvieron dos caras. El empate se puede dar por bueno», recalcó. Por ello, Quique Hernández recalcó que «tienen momentos buenos. Si les dejamos jugar tendremos problemas». E insistió en que el rival del sábado desarrolla «uno de los mejores tratos al balón de la categoría».

El técnico azulgrana sigue impartiendo clases en los entrenamientos. En conjunto, por grupos. Quiere que su equipo maneje las claves que hay en cada encuentro. «Los partidos tienen muchas situaciones. Puedes empezar ganando, perdiendo, jugar con 11, con 10, jugar contra 10, marcar tarde... Hay que trabajar al equipo tácticamente», recalcó. Con las semanas que lleva como jefe del vestuario, y preguntado por cómo ve al bloque, su respuesta sonó a profesor: «Progresa adecuadamente». Es cierto que tampoco se plasman en los entrenamientos cuestiones tácticas extraordinarias. El problema surge en que la puesta en práctica hay que hacerla en partido oficial. Allí, el margen de error se estrecha. Y cuando hay necesidad de ganar para salir de los puestos de descenso, más aún. «La victoria nos hace falta y para salir de abajo hay que ganar partidos», precisó. El equipo azulgrana necesita también mantener la puerta a cero y de ello es consciente el técnico. «El equipo -matizó Quique Hernández- necesita esa seguridad que te da saber que es muy difícil hacerte un gol, y por ahí se construyen todos los equipos menos el Madrid y el Barcelona». Clarísimo.

Etiquetas