Despliega el menú
Deportes

PROTESTAS POR EL RUIDO

Las vuvuzelas "jamás serán prohibidas"

Condenado a 4 años por estafar a 255 personas con entradas falsas para la final Mundial
Sudáfrica se plantea prohibir las vuvuzelas

El comité organizador del Mundial de Sudáfrica ha descartado una posible prohibición de las vuvuzelas, las trompetas tradicionales que tantas molestias están generando.

El portavoz del comité, Rich Mkhondo, aseguró que no hay intención alguna de censurar las cornetas. "Las vuvuzelas están aquí para quedarse. Jamás serán prohibidas", afirmó tajante. "Sólo le pedimos a la gente que las use con conocimiento".

"Las vuvuzelas son un fenómeno cultural para nuestro país y para el fútbol", concluyó. La BBC informó de que la posibilidad de prohibición existía. "Si hay motivos para hacerlo, sí", dijo a la emisora británica BBC Danny Jordaan, director ejecutivo del comité organizador, al ser preguntado si contempla prohibir las trompetas típicas que hacen sonar los fans sudafricanos durante los encuentros.

"Hemos tenido algunas cadenas de televisión y personas que se han quejado y es algo que vamos a evaluar conforme avance el torneo", dijo Jordaan según la web de la BBC. Jordaan admitió que no es un gran fan de las vuvuzelas. "Preferiría que la gente cantara", señaló.

Preguntado por la posibilidad de que se impida a los aficionados entrar en los estadios con vuvuzelas, Jordaan contestó: "si hay razones para hacerlo, se hará". "Algunas cadenas que retransmiten los partidos y otras personas nos lo han pedido y es algo que estamos evaluando", aseguró el máximo responsable de la organización de este Mundial.

Jordaan añadió que ya se ha hecho algo para evitar el abuso del uso de estos instrumentos: "hemos pedido que no se utilicen durante los himnos nacionales y cuando se hace un anuncio. Sé que es una cuestión delicada y la estamos manejando lo mejor posible".

"Esta cuestión se ha planteado muchas veces y mi opinión personal es que prefiero los cánticos. Siempre han sido generadores de un ambiente maravilloso en los estadios e intentaremos animarles (a los sudafricanos) porque ahí está la auténtica fuerza", aseguró.

Jordaan apeló a recuperar los días de la "lucha" (contra el apartheid): "cantábamos y no soplábamos. Marchábamos y cantábamos".

"A lo largo de nuestra historia hemos demostrado que somos buenos para cantar, algo que inspira y suscita emociones. Este es un gran debate y continuará", concluyó el director ejecutivo.

Algunas cadenas de televisión ya han tomado medidas, como las dos cadenas públicas alemanas, ARD y ZDF, que han regresado a la locución tradicional con el micrófono en mano para amortiguar el permanente zumbido ambiental de las vuvuzelas.

Así lo afirmó el director de programación de la ARD, Thomas Wehrle, en la edición digital de "Der Spiegel", que se hizo eco de la preocupación entre los responsables de los medios por los efectos desesperantes de la popular trompa africana en los oídos europeos.

Varios jugadores se han quejado del ruido que provocan, lo que dificulta su comunicación en la cancha.

Según ese semanario, tras probar en vano varios sistemas para aminorar el zumbido -y visto que no se puede simplemente eliminar, puesto que forma parte del sonido ambiente suministrado por el agencia suiza Infront, con derechos exclusivos de la FIFA-, los profesionales de la locución volvieron al viejo micro.

Esto permite una mejor amortiguación del sonido ambiental que los modernos auriculares-micrófono, ya que da la opción de acercarse el micro a la boca, lo que unido a una reducción en paralelo de la toma del sonido ambiental reduce el ruido de las vuvuzelas.

En el arranque del Mundial se han creado varios foros de internet y comunidad Facebook de grupos de protesta -Anti-vuvuzela-Gruppen-, donde algunos cuentan que han optado por dejar muda la televisión y otros por ignorar el torneo en Sudáfrica.

Algunos foristas rechazaron el argumento de Joseph Blatter, según el cual hay que respetar la vuvuzela porque es parte de la cultura sudafricana, y documentaron que estas trompetas llegaron a África hace diez años como producto barato de fabricación china.

Etiquetas