Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

GOLF

'Spanish' Ryder

Jiménez, en el 'Team-room'; García y Olazábal, al otro lado de las cuerdas; y Ballesteros, el mejor capitán de la historia, protagonistas del éxito.

Sergio García, Miguel Ángel Jiménez y José María Olazábal posan con la copa, el pasado lunes.
'Spanish' Ryder
AFP PHOTO

Europa reconquistó el pasado lunes, dos años después de haberla perdido, la Ryder Cup, con su ajustada victoria sobre Estados Unidos (14,5-13,5) en una emocionante última jornada, disputada por primera vez en la historia en lunes, como consecuencia de la tormenta que cayó el viernes en Newport y obligó a modificar el programa. El equipo del viejo continente cumplió los pronósticos en campo galés para recuperar el prestigioso título y continuar invicto en su territorio desde 1993, cuando cayó por última vez ante los norteamericanos en el tradicional torneo bianual disputado en Inglaterra. Europa se ha llevado la Ryder Cup en cuatro de las cinco últimas ediciones y defenderá su título dentro de dos años, en 2012, cuando está previsto que la competición tenga lugar en el campo estadounidense de Medinah, en el estado de Illinois.

Los españoles han estado muy presentes en la Ryder. Miguel Ángel Jiménez, en el 'Team-room'; Sergio García y José María Olazábal, al otro lado de las cuerdas; y Seve Ballesteros, el mejor capitán de la historia, han puesto el acento 'spanish' a una cita memorable. Gracias a Jiménez, el equipo europeo disfrutó de vino de Rioja, una maquina de café expreso en el vestuario, cigarros puros, y hasta un cortador de jamón para que esas lonchitas de ibérico quedaran bien finas. Así ha logrado Jiménez sus victorias este año y así pensó que debía ganar el bloque continental. "Con su forma de ser aportará mucha tranquilidad y mucho ánimo al equipo europeo", había anunciado Ballesteros. El malagueño, el 'abuelo' con 46 años, ha brillado en el torneo: rompió en la jornada del lunes su particular 'maldición' al ganar su primer individual en cuatro participaciones en la Ryder, tras batir con claridad al 'rookie' Bubba Watson. El 'Pisha' desarboló a su rival en la segunda parte del recorrido galés. Dos 'birdies' consecutivos en el 8 y el 9 le dieron dos hoyos de ventaja, y otros dos en el 11 y el 15 le dieron el triunfo por 4 y 3 y aire a los locales.

La presencia de Sergio García también es un aliciente para todos, sobre todo para los novatos, que aprovecharon la presencia del español. "Su papel como vicecapitán me recuerda el que hizo Jiménez conmigo en Valderrama 97, aunque la diferencia es que Sergio tiene más experiencia de la que tenía Jiménez entonces. Me hubiera gustado verle en el equipo, pero creo que esto le vendrá bien para volver a encontrarse consigo mismo", resaltaba el gran 'Seve' del castellonense.

Hasta Newport se desplazó Olazábal para promocionar una marca de cafeteras. "En la Ryder Cup, hasta ahora, he hecho de todo: he sido jugador, la pasada edición fui vicecapitán y ahora soy el que sirve los cafés", bromeaba Olazábal. Pero su rol cambió en pocas horas. Colin Montgomerie aprovechó la presencia del guipuzcoano, siete veces participante de la Ryder Cup, para pedirle que fuera su quinto vicecapitán, algo complicado por contrato y que no había ocurrido hasta ahora. Chema, que padece un reumatismo agudo que le ha impedido jugar torneos con regularidad, se olvidó de sus dolores y vibró. Tanto que 'Monty' le ha señalado como su sucesor para 2012. Y el golfista vasco, ganador tres veces de la copa y que constituyó junto a Ballesteros una de las mejores parejas de la historia de la competición, con 15 victorias en 17 partidos, ha asegurado que le "gustaría" capitanear. Su salud marcará el camino.

La presencia de Olazábal levantó pasiones y muchos gritos en memoria de otro hombre, Severiano Ballesteros, junto con el que tanto hizo por este trofeo. 'Seve', inspiración de la Ryder Cup. El cántabro, elegido el mejor capitán europeo de la Ryder Cup en una encuesta a aficionados británicos realizada por la candidatura de Madrid 2018 para acoger la competición, se recupera del tumor cerebral que le fue diagnosticado en 2008. No estuvo fisicamente en Gales, pero su espíritu y su sabiduría empujaron a Europa a lo más alto. "¡Enhorabuena Europa! Como sabíamos, no iba a ser fácil, pero al final Europa ha sabido ganar una vez más. Me alegro mucho por Colin Montgomerie y todos los jugadores. ¡Enhorabuena campeones! Ha sido muy emocionante, hasta el último minuto. Me he divertido mucho viendo el grandísimo nivel de ambos equipos. Cuanto más difícil es ganar, más dulce resulta la victoria. Estoy seguro que todos los jugadores y aficionados lo están disfrutando. ¡Buen trabajo, Europa!", aplaudió Ballesteros.

Etiquetas