Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Robinho desafía al Madrid

La entidad que preside Ramón Calderón subraya que "nunca mantendrá en su equipo a un jugador contra su voluntad" y que por tanto deberá "aceptar la resolución unilateral del contrato" del futbolista brasileño. El club añade en el comunicado que "lamenta profundamente" las declaraciones de Robinho "dada la alta consideración que le merece y la estima personal y profesional que siempre le ha tenido", pero ahora se ve abocado a la venta del fútbolista a una semana de que comience el campeonato liguero.

 

Quién le iba a decir al Real Madrid que la historia de Cristiano Ronaldo se iba a repetir. Pero ahora, al revés. Al equipo blanco le toca en esta ocasión hacer de ogro, es decir, oponerse a los deseos de Robinho de irse al Chelsea y arriesgarse a mantener a un jugador descontento en la plantilla con el riesgo que eso supone. Aunque también, puede acceder a las pretensiones del futbolista e ingresar un buen montante en las arcas. El delantero brasileño ha manifestado su intención de abandonar el equipo blanco y recalar en el club londinense, que estaría dispuesto a pagar 37 millones de euros por él.

Según Robinho su ciclo en el Madrid se ha terminado y por ello ha pedido a la directiva que acepte la oferta de Abramovich. El brasileño aduce que su objetivo era ser "el mejor jugador del mundo", algo que no lograría permaneciendo en el Bernabéu, y por eso prefiere marcharse. Además, el delantero considera que la oferta satisface a ambas partes: "El Chelsea ha hecho una buena oferta, tanto para mí como para el Real Madrid. Tengo la ilusión de jugar la Premier". Estas declaraciones contrastan con la idea transmitida por el presidente Ramón Calderón de que Robinho permanecería en la plantilla. De hecho, el propio técnico madridista, Bernd Schuster utilizó al jugador en la ida de la Supercopa, donde fue titular aunque no cuajó un buen partido.

El astro brasileño dijo estar muy agradecido a su actual equipo y a la afición, a la que envió un mensaje: "Gracias por el cariño y el tratamiento que tuvieron conmigo". El jugador confía en que la situación se arregle lo antes posible. De hecho, ya ha viajado a Madrid el director general del Chelsea, Peter Kenyon, con la idea de zanjar el traspaso en 37 millones. Sin embargo, el conjunto 'merengue' no estaría dispuesto a vender por menos de 40. Con ese dinero podría afrontar el fichaje del delantero holandés Huntelaar ante la improbable incorporación de Villa.

Robinho, de 24 años, llegó en el año 2005 a la disciplina blanca procedente del Santos. Ha tenido un comportamiento muy irregular en el terreno de juego. Capaz de lo mejor, también ha sido muy discutido por sus salidas nocturnas y su afición a las fiestas. Los problemas comenzaron este verano, cuando el delantero se sintió maltratado por la directiva blanca al ser usado como moneda de cambio ante el frustrado fichaje de Cristiano Ronaldo. A eso se suma la desilusión que le supuso no disputar los Juegos por la negativa del Madrid. Desde entonces, sus coqueteos con el Chelsea han sido constantes, algo que el club londinense nunca ha ocultado como forma de presionar a Calderón, aplicando así la misma estrategia que el Madrid en el caso Ronaldo. La diferencia es que aquí no hay ningún Fergusson. 

Etiquetas