Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

TENIS

Rafa Nadal cautiva a la prensa de Nueva York

El español Rafael Nadal, el nuevo número uno del tenis mundial, ha cautivado a la prensa neoyorquina, especialmente desde su llegada a la 'Gran Manzana', donde tuvo su primer acto público antes del inicio del Abierto de Estados Unidos.

Nadal es el mejor tenista del momento e indiscutiblemente causa sensación dentro de las pistas, pero también fuera de ellas. Desde que aterrizó en Nueva York para intentar hacerse con su noveno título de este año, los medios locales no han dejado de halagarle.

El radiante ganador de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín se presentó como el 'matador de España' en un acto organizado por Nike y abarrotado de prensa estadounidense, donde compartió protagonismo con su principal rival, el suizo Roger Federer, bautizado por la marca deportiva como 'mago de la precisión'.

"Supe que quería ser tenista cuando empecé a ganar títulos. Si no, habría sido jugador de fútbol", aseguró en inglés un tímido Nadal, quien, preguntado por cuál ha sido su inspiración para llegar a la cima del tenis, respondió: "Siempre me he fijado en Federer para superarme".

Las caras de ambos deportistas ya se empiezan a ver por toda la ciudad e incluso neoyorquinos y turistas se pueden ver en la disyuntiva de tener que elegir entre subirse a un taxi con la imagen del suizo o con la del español.

Sin embargo, la novedad y el centro de atención de todas las miradas es Nadal. De protagonista de la prensa deportiva a portada de un especial de moda, el tenista sorprendió a todos esta semana con su posado sin camiseta para la publicación New York, uno de los referentes culturales y de ocio en Estados Unidos.

En el artículo califican el atuendo deportivo del español como "el 'look' más original en la historia del tenis masculino", y se deshacen en elogios hacia su cuerpo, pasión y sencillez.

Comparan su "estilo pirata" con el del "camiseta de punto" de Federer, y señalan que "no tienen nada que ver", pues es "la delicadeza y precisión de Federer contra la fuerza y pasión del mallorquín".

Lejos de criticar una aparición así, en la revista agradecen la novedad y se recrean en ella, encantados de que Nadal haya terminado con el imperio del estilo conservador del suizo. Consideran una "revolución" sus camisetas sin mangas, pantalones pirata y cintas en el pelo, dando a entender que sólo un hombre tan fuerte como él puede llevarlas, para evitar posibles intentos de imitación por parte de otros jugadores.

Añaden además que Nadal, tildado directamente de "buena persona", ha extendido el 'sex appeal' de los tenistas más allá de los cambios de camiseta en los descansos de los partidos. "No sólo es más musculoso que cualquier jugador anterior a él, sino que está más dispuesto a que le coman con los ojos", concluye la publicación.

Desde la difusión de las comentadas fotos, el mallorquín está en todos los medios, desde en publicaciones semanales hasta en diarios escritos o páginas de internet.

El New York Post, por ejemplo, resaltaba su masculinidad con frases como "el machote del tenis Rafa Nadal da un paseo triunfal por la Quinta Avenida después de llevar a casa el oro olímpico". Aunque los antecedentes no juegan a su favor -Federer ha ganado cuatro Abiertos consecutivos y Nadal nunca ha pasado de cuartos- Rafa ha conseguido meterse en el bolsillo al público estadounidense.

El propio Arlen Kantarian, presidente de la Asociación de Tenis de Estados Unidos (USTA), aseguraba esta semana que "la gente está esperando un campeón americano al que apoyar" y que, como Nadal, inspire a los jóvenes, así que estudian "crear uno" a semejanza.

Mientras tanto, y a falta de un ídolo estadounidense al que adorar, en Nueva York se apuesta por el mallorquín, porque, independientemente de lo que ocurra en las pistas, 2008 ha sido su año. Con sólo 22 años, es el primer tenista español en ganar un oro en unos Juegos Olímpicos, en mostrar sus pectorales en una revista y en ser presentado como icono de la moda masculina internacional.

 

El calendario y los enfrentamientos del torneo

Nadal comenzará a defender su trono ante un rival procedente de la ronda previa y luchará por seguir conquistando otro torneo en el que ha reinado en los últimos cuatro años, el número dos de la ATP, Roger Federer, que se medirá en primera ronda al argentino Máximo Gónzalez.

David Ferrer, cuarto cabeza de serie del torneo, iniciará su participación en Estados Unidos ante el argentino Martin Vasallo Argüello, que en un principio no debería ser un obstáculo para el español. Fernando Verdasco jugará su partido de primera ronda ante el ruso Igor Kunitsyn, mientras que Tommy Robredo tiene un complicado encuentro ante el alemán Mischa Zverev y Feliciano López debuta ante una de las víctimas de Nadal en Pekín, el austríaco Jurgen Melzer.

Por su parte, el serbio Novak Djokovic, número tres del mundo, comenzará el campeonato ante el francés Arnaud Clement.

En lo que respecta al cuadro femenino, la serbia Ana Ivanovic parte como número 1 del mundo tras arrebatarle el liderato del ránking de la WTA a su compatriota Jelena Jankovic y jugará en primera ronda a la rusa Vera Dushevina mientras que Jankovic lo hará frente a la estadounidense Coco Wandeweghe.

La rusa Svetlana Kuznetsova, tercera cabeza de serie del torneo, se enfrentará a la rumana Sorana Cirstea mientras que la estadounidense Serena Williams, vencedora del 'Us Open' en 1999 y su hermana Venus, ganadora del certamen en el 2000 y 2001 se medirán a la ucraniana Kateryna Bondarenko y a la australiana Samantha Stosur respectivamente.

En cuanto a las tenistas españolas, Anabel Medina es la que cuenta a priori con más opciones ya que parte como vigésimo sexta cabeza de serie del torneo y se estrenará con la búlgara Svetana Pironkova en primera ronda.

Virginia Ruano se enfrentará a la checa Petra Kvitova, mientras que Carla Suarez lo hará con la rusa Alisa Kleybanova y Lourdes Domínguez frente a la austríaca Yvonne Meusburguer.

Las otras españolas, Nuria Llagostera y María José Martínez se encontrarán en primera ronda a la italiana Francesca Schiavone y a la alemana Sabine Lisicki.

Etiquetas