Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Prácticas en Galicia

El Real Zaragoza parte este lunes hacia Villalba (Lugo), sede de la tercera fase de la pretemporada hasta el próximo domingo. Marcelino seguirá aplicando su estilo a un equipo aún muy provisional, en tres amistosos contra el Pontevedra, el Racing de Ferrol y el Sporting de Gijón. A solo 26 días del inicio de la liga, urge cerrar la plantilla

Nace hoy la cuarta semana de la pretemporada zaragocista, una fase que Marcelino García Toral subrayó en su plan de trabajo veraniego como un momento fundamental para practicar, en partidos que hay que tomarse cada vez más en serio, todo el volumen de teoría que ha enseñado a la plantilla hasta ahora en los múltiples entrenamientos llevados a cabo desde el 15 de julio.

El Real Zaragoza se marcha hoy a Galicia para disputar tres amistosos en apenas seis fechas. Pontevedra, Racing de Ferrol y Sporting de Gijón serán los rivales. El fútbol, por lo tanto, va a ser el fundamento básico de esta rápida estancia en Villalba (Lugo) que concluirá el próximo domingo, día 10.

Tras los diez días iniciales de labor en tierras sorianas y los últimos diez en Zaragoza, esta tarde arranca el tercer capítulo del peculiar verano del equipo aragonés en su particular preparación de la travesía del desierto que le aguarda en la Segunda División a la vuelta de la esquina. Y, para estas alturas, a solo 25 hojas de calendario para que se inaugure la liga, la verdad es que Marcelino esperaba tener la plantilla mucho más definida e, incluso, los dirigentes confiaban en haber solucionado muchas más salidas y entradas en el equipo, dentro de las diversas y complicadas negociaciones que tienen abiertas en ambos sentidos desde hace más de un mes.

El presidente, Eduardo Bandrés, ya tuvo que excusar días atrás al club por la evidente lentitud manifestada en la reconstrucción del plantel que protagonizó el descenso. El dirigente adujo, horas antes de dejar Soria, que "aunque el cuerpo técnico nos pide que aceleremos las cosas, nosotros no hemos querido hacer muchos movimientos durante esta concentración para no molestar o despistar al entrenador. Ahora, pasada esta semana, vamos a tener unos días en los que van a concretarse muchas cosas". Es evidente que después de haber pasado los siete días de la semana con Pablo de Barros (que va a ser cedido) como única operación culminada, las previsiones del Zaragoza han vuelto a fallar y Marcelino viajará hoy a Lugo con un equipo que no es el que él deseaba en los albores de agosto.

Bandrés admitió el 24 de julio en Navaleno que, a instancias de las prisas que está pidiendo Marcelino desde el inicio del verano, hubiera sido óptimo "acelerar la composición definitiva de la plantilla para ir a Galicia con el equipo más definido". Inequívocamente, el valor real que los tres choques amistosos que el Zaragoza va a jugar desde mañana hasta el sábado en tierras gallegas, va a estar mediatizado por la indiscutible provisionalidad que presenta el actual reparto de jugadores con los que cuenta el técnico para ejecutar su proyecto de equipo. Y, por supuesto, cada día que pasa sin concretar definitivamente las altas y las bajas que aún restan por ejecutarse, corre en contra de los intereses del preparador astur.

En estas condiciones, Marcelino seguirá dando vueltas de tuerca a la práctica de su ideal en partidos amistosos. No le queda otro remedio. No es una gira demasiado exigente, como no lo va a ser esta pretemporada de andar por casa. Dos adversarios son de Segunda B (Pontevedra y Ferrol) y, únicamente el Sporting -el plato fuerte de este paseo por Galicia, el sábado que viene en el terreno neutral de Ferrol- supone un test de perfil alto.

Agosto comienza a lanzarse y, por lo tanto, el primer compromiso de liga ante el Levante está próximo a asomar en el horizonte. Tras los dos primeros bolos ante Mirandés y Villarreal, llega esta tacada de tres consecutivos que debería lubricar visiblemente los cambios que quiere introducir Marcelino. Veremos si lo consigue.

Etiquetas