Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

COPA DEL REY DE BALONCESTO

Pitada para los Reyes y el himno nacional

Los Reyes de España llegaron al pabellón del BEC de Barakaldo para presidir la final de la LXXIV Copa del Rey, donde fueron recibidos por parte del público con pitos, que arreciaron durante la breve interpretación del himno nacional.

Don Juan Carlos y Doña Sofía entraron a las siete menos seis de la tarde al pabellón donde el Real Madrid y el Barcelona disputaron la final a partir de las siete. Unos pocos espectadores cercanos al palco les aplaudieron, mientras el resto del pabellón pitaba y se oían algunas voces de "fuera".

Al llegar sonó el himno nacional durante treinta y cinco segundos, que se escuchó poco, entre los silbidos. Tan pronto como acabó el himno, la situación volvió a la normalidad y no hubo más incidencias.

Las medidas de seguridad para el partido se extremaron, y hasta una hora antes del encuentro el público no pudo acceder a las gradas. Media hora antes de comenzar el encuentro hubo algunos improperios entre las aficiones del Real Madrid y del Bizkaia Bilbao al desplegar los primeros unas banderas españolas, que no pasaron a mayores.

Acompañaron a los Reyes, entre otros, Jaime Lissavetzky, secretario de Estado para el Deporte, y el lendakari, Patxi López, y los presidentes del Real Madrid, Florentino Pérez y del Barcelona, Joan Laporta. El pabellón, con capacidad para más de quince mil personas, no está lleno.

Etiquetas