Despliega el menú
Deportes

REAL ZARAGOZA

Oliveira: "Yo no puedo impedir que haya rumores"

Oliveira, incómodo al trascender que el Real Madrid puede ficharle, advierte que está "muy a gusto en Zaragoza". "Si es verdad que esto va adelante, que sea el club el que diga lo que hay. Yo no me pronunciaré nunca", dijo

Que Ricardo Oliveira haya aparecido en el ramillete, cada vez más reducido, de posibles fichajes del Real Madrid para suplir de inmediato al lesionado Van Nistelrooy tiene al brasileño del Real Zaragoza inmerso en una situación personal bastante incómoda. "Yo no puedo impedir que haya rumores", dijo ayer con cierto aire de impotencia. Frase que repitió más veces en la conversación que mantuvo con HERALDO desde su retiro festivo del lunes.

Y es que, siendo en el fondo ésta una cuestión muy positiva para cualquier futbolista -sobre todo si llegase a buen puerto- es evidente que hasta que el Madrid se defina y cuaje el fichaje urgente que pretende cerrar incluso antes del comienzo del mercado invernal el 2 de enero, el día a día de los aspirantes en sus actuales equipos no es fácil de llevar. "No me apetece hablar de este asunto. Yo estoy al cien por cien comprometido con el Real Zaragoza y no puedo despistarme", manifestó Oliveira con solemne seriedad.

A Oliveira le diferencian dos cuestiones capitales respecto del resto de los delanteros que han trascendido como posibles fichajes madridistas: es el único que está jugando en España y el único que está militando en un club de Segunda División. Nada que ver con el estatus contemporáneo de los Hérnan Crespo, Diego Milito, Mauro Zárate, Huntelaar, Mario Gómez, Vagner Love y, desde ayer, también Podolski.

Esos dos aspectos (leídos en la sede merengue como dos factores positivos para acometer la contratación del zaragocista, por su fácil adaptación inmediata al equipo y la evitación de trabas económicas para sacar al jugador de su actual club) son los que más quebraderos de cabeza provocan en Oliveira respecto de sus competidores en el extranjero. Él está aquí, a una hora y veinte minutos de Madrid y en un equipo histórico que hizo un esfuerzo económico extraordinario en verano por que se quedara para abanderar el indispensable retorno a la Primera División en un solo año. Oliveira va a vivir este periodo de incertidumbre que ha provocado el Real Madrid con sus necesidades y su iniciativa en el mercado mundial de delanteros de una forma bien distinta a sus colegas que militan en el Calcio, la Bundesliga o la liga rusa. "El momento que vivimos ahora mismo en el equipo es bueno y está cargado de responsabilidad por todo lo que se juega el Real Zaragoza esta temporada. Y yo no quiero estropearlo", abundó al respecto el paulista.

Ricardo Oliveira quiso descargar buena parte de la presión que está comenzando a sentir, una vez que su historia es 'vox populi' en el amplio e incontrolado ambiente de los representantes y agentes futbolísticos del mundo, tal y como dejó claro en estas páginas ayer su apoderado, Augusto Castro. Para ello, el delantero zaragocista desvió ayer el epicentro de la noticia hacia los dirigentes del Real Zaragoza que, en definitiva, serán los que tendrán que decidir su futuro en el caso de que el Real Madrid acabe optando por venir a buscar al ariete brasileño en fechas próximas: "Si es verdad que esto fuera adelante, que sea el club el que diga lo que tenga que decir. Me gustaría que fuese el Zaragoza el que explicase lo que ocurre. Yo no me pronunciaré nunca porque considero que no me compete a mí hacerlo", dijo con rotundidad.

El '9' del Real Zaragoza quiso terminar su exposición del mismo modo que la inició. Oliveira hizo especial énfasis en dejar claro a la afición su compromiso y su dedicación al equipo aragonés, al margen de todas las circunstancias que se están generando tras conocerse el interés del Madrid por él. "Yo estoy tranquilo y voy a pasar del tema. Me he propuesto no hablar de estos rumores y, si hay algo, que sea el club el que lo haga", redundó y concluyó el goleador.

Etiquetas