Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

SD HUESCA

Obligados a hacer firme la reacción

El Huesca, a consolidar ante el Cartagena la imagen de solvencia que dio en Jerez. La cita, en el Alcoraz, a las 18.00 (ATV).

El meta Cabrero dialoga con Molinero durante el entrenamiento de ayer.
Obligados a hacer firme la reacción
RAFAEL GOBANTES

Más allá de los puntos en juego, que son importantes porque se han perdido muchos, el principal reto del Huesca ante el Cartagena es mostrar de nuevo ese perfil compacto a partir del cual construyó la victoria de Jerez. Eso demostraría que el equipo ha crecido y se ha armado como antaño, cuando era tan complicado crearle ocasiones y hacerle recular. La flor de Chapín no debe lucir un día y mustiarse al siguiente.

A las seis de la tarde y con la autonómica en directo, la afición del Alcoraz se cita para ver el primer triunfo de su equipo en casa, en detrimento de un Cartagena que no ha empezado en la misma línea de eficacia que el año pasado, en el que coqueteó con el ascenso de principio a fin. No obstante, al conjunto murciano se le augura un recorrido plácido por la categoría. Solo hay que ver sus mimbres.

Puede que Onésimo haya encontrado la fórmula para recobrar la identidad del bloque, que no es que no se hubiera visto hasta ahora, pero que venía acompañada de molestas grietas en las que el equipo se descosía y caía presa de una vulnerabilidad inusual.

Jerez fue el primer partido sobrio en toda su extensión. Al margen de que entrasen goles maravillosos que otras veces acaban con la pelota en el quinto anfiteatro.

Fórmulas perecederas

Hoy en día raro es el entrenador que no se ha visto cinco vídeos del rival. Por eso tampoco vale acomodarse en que el 4-1-4-1 funcionó de vicio y con él se asegura ser competitivos para los restos. Aquí se estudia todo y lo que vale para un partido al otro muere porque el oponente acierta a contrarrestarlo. Onésimo habrá de tenerlo en cuenta.

En su afán de mantener a todo el mundo en tensión, el míster pucelano ha convocado a la plantilla al completo a excepción de Valentino, que sigue convaleciente de una peritonitis. Catorce o quince son fijos, siempre que estén a punto. Para completar la lista Onésimo hace rotaciones con el ánimo de sostener la motivación del grupo y premiar méritos en un colectivo de fuerte compromiso.

No es previsible que haya grandes variaciones en un once que el entrenador azulgrana escondió ayer, trabajando la estrategia con los implicados sin la prensa presente.

Es una estupenda ocasión para confirmar que la reacción tiene una estructura sólida detrás. Y eso no va necesariamente ligado con el resultado. Bien es cierto que otra victoria acercaría al Huesca a la mitad de la tabla. Es lo que tiene esta categoría tan equilibrada, que dos partidos triunfales te aúpan y dos de signo adverso te relegan.

El Huesca en casa ya ha dejado buenas sensaciones a ratos, mal traducidas a puntos por escasa fortuna sobre todo. Contra el Salamanca estuvo negado ante el gol y perdió por un tanto de rebote. Frente al Celta le pudo la ansiedad de irse arriba a por todas y la ausencia de puntería después de haber sido muy superior en la primera parte.

El renacer goleador de Roberto puede ser un factor influyente. Porque él vuelva a marcar o porque lo hagan los que le rodean. Camacho, Gilvan o Galán si tiene minutos tienen también hambre que saciar.

Al Cartagena se le tienen ganas porque el año pasado ganó en Huesca y también en Murcia. Y si esta vez se le derrota, se le igualará a ocho puntos en la clasificación, además de coger todavía un poquito más de aire, que bien vendrá para aportar paz.

Etiquetas