Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

"Nuestra situación no es tan crítica como parece"

Ángel Lafita, el único aragonés de la actual plantilla, observa el futuro inmediato con menos dramatismo que el que impregna al zaragocismo en los últimos tres meses.

Lafita sale del vestuario de La Romareda tras un entrenamiento.
"Nuestra situación no es tan crítica como parece"
A. N.

Ángel Lafita no quiere dejarse arrastrar por la espiral de pesimismo que rodea al equipo en los últimos tiempos. Tanto es así que el interior diestro hizo ayer una lectura esperanzadora del momento que atraviesa el Real Zaragoza camino de la jornada 14º de esta complicada temporada. No importa que el equipo sea el último a estas alturas. Ni que lleve desde septiembre sin salir de los puestos que llevan a Segunda División al final del torneo. Ni que tan solo haya sumado 8 puntos de los 39 ya disputados. "La situación no es tan crítica como parece. Con un partido que ganemos, podemos estar fuera de la zona de descenso", aseguró el canterano en la sala de prensa de la Ciudad Deportiva.

Lafita, el único aragonés de la actual plantilla (Laguardia no tiene ficha mientras se recupera de su segunda operación de rodilla), decidió emitir un mensaje de optimismo enmedio de la desazón que se ha apoderado de todo el zaragocismo con el discurrir de las semanas. "El partido de Almería no puede catalogarse como una de las últimas oportunidades que tenemos para salir de abajo. Ni de las últimas, ni de las penúltimas. Es importante, porque el rival es directo en la pelea por la salvación. Pero nada más porque resta mucho para el final", respondió el zaragozano cuando se le cuestionó por la relevancia del choque de mañana en la ciudad andaluza.

Lafita acude a Almería sin presión añadida, con naturalidad, pese al perfil de final que, desde fuera, presenta el partido de dentro de unas horas ante los sureños. "Da igual que juguemos fuera de casa. Ese hándicap ya no tiene efecto en estos momentos. Como en casa no estamos sabiendo hacernos fuertes como deberíamos, hace tiempo que estamos obligados a ganar fuera. Es algo resabido"

Ángel Lafita no admite que alguien piense que el equipo bajó los brazos el último día ante el Villarreal. "Pudo dar la sensación, pero ni mucho menos fue así. Lo cierto es que jugar con diez jugadores ante todo un Villarreal es muy difícil. Si ya lo era con once jugadores, imagínate con uno menos y con 0-3 en contra. Simplemente era cuestión de hacer lo que se pudiera y evitar contras que pudieran seguir causándonos más daño. Ni bajamos los brazos ante el Villarreal ni lo hemos hecho ningún día", afirmó con énfasis.

Confía en el actual vestuario

Lafita solo quiere hablar y afrontar el presente más inmediato. Por eso no entra en comparativas c¡on lo que ocurrió el año pasado en una situación similar. "No me gusta comparar. La pasada y esta son dos temporadas totalmente distintas. El año anterior vivimos dos fases muy diferentes de aquí a navidadades y de Navidad hasta el final de la Liga. Esta vez, creo que Aguirre nos va a dar mucha confianza, va a aportarnos otra mentalidad y una fuerza muy grande para salir de abajo", razonó.

El centrocampista tampoco quiere entrar en disquisiciones sobre el futuro, centrado en los posibles refuerzos que puedan llegar el mes próximo. "Quien venga, lo hará para ayudar. Pero aquí hay calidad suficiente para salir de esta situación. Lo que pasa es que, cuando estás en la cola, la confianza es menor, los jugadores no dan lo mejor de ellos por la presión. Verte con 8 puntos daña la confianza. Si tiene que venir algún fichaje, que sea para mejorar", apuntó con intención. "Este año hay un gran compromiso tanto en la plantilla como en el cuerpo técnico. Y eso se va a ver en los próximos partidos. Espero que ya suceda este domingo", añadió.

El '17' blanquillo solo piensa en el colectivo. "Mi aspiración es la de disfrutar en el campo aunque, por las condiciones en las que nos encontramos, ahora mismo en muy difícil. Nos tenemos que aferrar a un juego más feo, más de correr, más sacrificado. Y hay que dejar de lado los detalles, los lujos. Si queremos salir de donde estamos, todo pasa por pelear y por ser sólidos atrás. Es la única manera", dijo al respecto.

En Almería, Lafita prevé un choque que se ajuste exactamente a ese diseño. "Espero un partido muy trabado, muy disputado, con los dos equipos muy armados atrás para aprovechar las pocas ocasiones que se van a generar. Lo que no podemos seguir en con tantas expulsiones. Si ya sufrimos para ganar con once, con uno menos es tremendo", concluyó.

Etiquetas