Deportes
Suscríbete

FÚTBOL SALA

Nano Modrego, por fin

El pivote aragonés del Caja Segovia cerró ayer su acuerdo con el Sala 10. Refuerzo de lujo para el club zaragozano.

Nano ya goleaba en los tiempos del Foticos Zaragoza.
Nano Modrego, por fin
JOSé MIGUEL MARCO

El reencuentro más esperado del sala aragonés se produjo ayer. Nano Modrego, artillero mayor del Reino de Aragón, ya es jugador del Sala 10. El futbolista ya había llegado a un acuerdo con José Ramón Moreno, presidente de la entidad zaragozana, con el que le une una estrecha relación. Solo le restaba recibir la carta de libertad de su anterior club, el Caja Segovia. Ayer quedó desvinculado Modrego de la entidad castellana, con la que le quedaba un año de contrato. Y ayer alcanzó el acuerdo con el Sala 10.

Con la firma de Nano Modrego, el club aragonés da un salto de calidad notable. Llega un valor seguro, un jugador íntimamente ligado al gol, un 'killer'. Nano vive del gol. Es imposible entender las trayectorias del Benicarló, del Guadalajara o del Caja Segovia sin Nano, como tampoco merece la pena echar cuentas y preguntarse qué le habría pasado al Foticos y al DKV sin Nano. Los datos están ahí. Son irrebatibles. Todo lo demás es humo, suposiciones, hipótesis de por qué uno de los mejores goleadores patrios abandonó el Sala 10 hace seis años. Anestesiaremos la verdad. El pasado solo debe ser el prólogo. Aunque no convendría olvidarlo. Sobre todo, quien metió el garrón. Y quien lo consintió.

Nano regresa porque quiere estar junto a sus padres, Fernando y Loli. Porque cree en el actual proyecto del Sala 10. Y porque sabe que en Zaragoza le van a pagar hasta el último euro. Tal y cómo está el percal en la División de Honor, la económica no es cuestión baladí. Hay que recordar que un buen número de entidades han tenido problemas incluso para satisfacer la fianza para participar en la competición. Al Sala 10 no le sobra, pero se encuentra al corriente de pagos y cuanta con más respaldos institucionales que casi todos los equipos de la elita nacional. Puede y debe hacer un equipo potente.

Ladrillo a ladrillo

En cuanto a la construcción del bloque, se avanza paso a paso. Anteayer renovó Euler y ayer llegó Nano. Ya suma ocho hombres la plantilla. El lunes está fijado el inicio de la pretemporada. Para esa fecha, el club espera contar con al menos diez jugadores. En estos momentos, la entidad se encuentra negociando con Marcos Latorre y con los guardametas Arturo Santamaría y Juan Molina. El desconocimiento del presupuesto concreto con el que se va a contar para el próximo curso y el fracaso en alguna negociación ha demorado la terminación en la edificación definitiva de la plantilla. Los materiales incorporados hasta la fecha son sólidos: Didac apunta alto bajo los tres palos, Keny marcará sus golitos, Euler también suma, y Nano Modrego multiplica.

Etiquetas