Despliega el menú
Deportes

CICLISMO

Luz verde a Maribel Moreno

Hoy acaba el plazo de la sanción por dopaje impuesta a la ciclista aragonesa.

Maribel Moreno, justo antes de viajar a Pekín, en julio de 2008.
Luz verde a Maribel Moreno
OLIVER DUCH

La ciclista aragonesa Maribel Moreno puede volver a competir desde hoy mismo. El 18 de enero de 2011 finalizaba el plazo de la sanción impuesta por parte de la Federación Española de Ciclismo a la deportista tras confirmarse el dopaje por consumo de eritropoyetina (EPO) en la antesala de los Juegos Olímpicos de Pekín.

"No cierro la puerta a volver y lo valoro como posibilidad -explicaba ayer la ciclista-. Sin embargo, ahora tengo un contrato de trabajo, estoy muy contenta y no me planteo dejarlo para competir. Con el paso los meses y en función de mi situación laboral no descarto sacarme de nuevo la licencia y volver a montar en bicicleta".

Su primera alternativa sería la bicicleta de montaña, que es la modalidad a la que ahora dedica parte de su tiempo libre: "He tenido un par de ofertas de equipos italianos para competir en carretera, pero, de momento, no me lo planteo. Ya veremos más adelante".

Centrada en su actividad laboral, Maribel Moreno deja en un segundo plano la posibilidad de retomar la actividad en la que llegó a convertirse en una destacada profesional: "Yo sé que andar en bicicleta no lo hago mal -explica la deportista-, por lo que la vuelta a la competición no es algo que tenga totalmente abandonado".

El escándalo, en los Juegos

La ciclista aragonesa, que acaba de cumplir los 30 años, fue sometida a un control nada más llegar a la villa olímpica de Pekín, en la antesala de los Juegos, el 31 de julio de 2008. En ese momento, al ser consciente de iba a dar positivo, sufrió un ataque de ansiedad, al darse cuenta de la enorme trascendencia que supondría el dopaje y de inmediato emprendió viaje de regreso a España.

Su positivo, como ella misma entendió desde el primer momento, supuso un revuelo en el deporte español. Y no sólo en él; también en la política, tras la recién aprobada Ley Antidopaje. Además, España estaba en el ojo del huracán debido a lo que se consideraba una permisiva política en materia antidopaje. Necesitaba una figura en la que poner de relieve el 'cambio' político en esta materia. Y la aragonesa se convirtió entonces en un escaparate ideal para poner de manifiesto la nueva línea adoptada por los gobernantes españoles en esta materia.

Hasta el presidente de la Unión Ciclista Internacional (UCI), Patrick McQuaid alabó la gestión de España: "Las autoridades están apesadumbrados con esta situación y creo que van a ir hasta el final para acabar con el dopaje en el ciclismo y en otros deportes".

Moreno fue sancionada en enero de 2009 con dos años de inhabilitación. La mayor parte de este tiempo ha permanecido en Sabiñánigo. En los últimos meses ha practicado bicicleta de montaña.

Poco antes de confirmarse la sanción, en octubre de 2009, la aragonesa había salido a la opinión pública para pedir perdón después del incidente: "Pido humildemente disculpas en todo aquello que haya podido perjudicar, principalmente a todos mis compañeros, patrocinadores, amigos, y también a las instituciones que me dieron soporte".

Y es que no se puede perder de vista que Maribel Moreno ejercía de cabeza de lanza del ciclismo español y en el verano en el que se hizo público su positivo iba a convertirse en el motor de un nuevo proyecto de ciclismo femenino que, como es natural, se fue al traste. De momento, Maribel no tiene licencia en la Federación Aragonesa, pero no descarta darse de alta en función de que opte por volver a competir.

Hace dos años, la ciclista aragonesa ya anunciaba su intención de volver a correr si fuera posible: "Lo que puedo prometer -decía entonces- es que, en cuanto se me permita hacerlo, volveré con más ganas e ilusión que nunca, con la máxima humildad y con la única intención de encontrarme de nuevo a mí misma, como la deportista que nunca dejaré de ser".

Etiquetas