Despliega el menú
Deportes

PREACUERDO PARA EL TRASPASO DEL REAL ZARAGOZA

Los compradores del Real Zaragoza viajan a Suiza para obtener los avales

Quien puede ser el presidente del Zaragoza cuando cristalice el acuerdo de compra, se trasladó ayer a Suiza para obtener las garantías y respaldos exigidos por Agapito Iglesias para formalizar la operación.

Abad, a la izquierda, cuando entrenaba al Villanueva.
Los compradores del Zaragoza, a por los avales
J. BLASCO

El preacuerdo alcanzado en la noche del pasado miércoles para el traspaso de la propiedad del Real Zaragoza consolidó ayer la estructura del convenio pactado. Las dos partes contratantes, que se estrecharon las manos en un bufete de abogados de la capital aragonesa, no alteraron ayer ninguna base esencial del pacto. Tanto el comprador, el fondo soberano dubaití, representado por el abogado Aurelio Rodrigo, como el vendedor, la actual propiedad del Real Zaragoza, representada por Javier Bazaco (mano derecha de Agapito en Codesport), insisten en sus posiciones. En el caso del comprador, además de reiterar las coordenadas bajo las que se alcanzó el acuerdo, catalizó ayer los trámites para que el contrato adquiera validez absoluta, con la obtención en Suiza de los avales exigidos por el propietario del club, Agapito Iglesias. Con ese objetivo, con el de agilizar los trámites relativos a los avales, el de ganar tiempo para la formalización definitiva del traspaso, el próximo presidente de la entidad, Javier Abad, y una persona de su máxima confianza se desplazaron ayer a Zurich, sede central de Credit Suisse, entidad financiera soporte de la operación. Una vez se verifique de forma total este trámite, Agapito rubricará el preacuerdo alcanzado por Javier Bazaco.

La parte compradora pretende cerrar la operación durante este mismo fin de semana, aprovechando que hoy se desplaza a Zaragoza el intermediario financiero italo-suizo que ha participado hace escasos días en el traspaso de la propiedad del Racing. La negociación del primer club aragonés se asemeja a la del club santanderino. Agapito también juega con la variable temporal. El soriano conoce la oferta. El hecho de que el comprador transmitiera sus intenciones y condiciones, tanto a las instituciones como a las dos principales entidades financieras aragonesas, dotó de credebilidad a la oferta que ahora debe ser constatada en Suiza.

Engorde del pasivo

Los compradores, además de la agilización en el trámite avalístico, han estudiado las cantidades reflejadas en el contrato. En esta somera auditoría han comprobado que la deuda acumulada no asciende a 130,9 millones de euros, sino a aproximadámente 140. No obstante, su planteamiento esencial no ha variado sustancialmente. Su objetivo reside en que cristalice lo antes posible el acuerdo, para así poder desarrollar cuanto antes otros contratos mercantiles relacionados con el nuevo plan de negocio del club. Al fondo, un fondo no demasiado lejano ni profundo, aparece la construcción del nuevo campo de fútbol en San José, con el nutritivo lamín de los usos terciarios que esta instalación podría reportar a la sociedad. Esta variable ilusiona especialmente a la parte compradora. Agapito es consciente de este elevado interés. Y con él juega hasta que firme definitivamente el acuerdo alcanzado en la noche del pasado miércoles.

(Más información en la edición impresa de HERALDO)

Etiquetas