Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CANDIDATURA IBÉRICA

Libre de culpa

La FIFA no halla pruebas sobre un posible intercambio de votos y la candidatura ibérica, favorita para organizar el Mundial de 2018, queda exonerada de toda sospecha.

Claudio Sulser, presidente de la Comisión Ética de la FIFA, durante la rueda de prensa ofrecida ayer.
Libre de culpa
S.S/EFE

Libre de toda sospecha. La FIFA anunció ayer que no había encontrado pruebas que demostrasen que la candidatura ibérica y la de Qatar incurrieran en corrupción para obtener, mediante el intercambio de votos, las sedes del Mundial de fútbol de 2018 y de 2022, respectivamente. Así lo ratificó Claudio Sulser, presidente de la Comisión Ética de la FIFA. Sulser también señaló que se había decidido inhabilitar, durante los próximos años, a dos miembros del Comité Ejecutivo de la FIFA para ejercer actividades relacionadas con el fútbol, así como a otros cuatro funcionarios del organismo internacional.

"Después de investigar las sospechas contra Qatar y contra Portugal y España, no hemos encontrado bases para demostrar que hubiera un pacto entre las candidaturas", dijo Sulser, en referencia a un posible intercambio de votos entre los países.

Por su parte, el secretario general de la FIFA, Jerome Valker, señaló que, a pesar de lo ocurrido, con "un 99,9 por ciento de seguridad" el próximo día 2 de diciembre los miembros del Comité Ejecutivo elegirán las sedes de los mundiales de 2018 y de 2022, descartando la idea de que la segunda elección pudiera posponerse.

El Comité de Ética de la FIFA decidió que el vicepresidente del comité ejecutivo, el francés Reynald Temarii, no podrá ejercer durante un año actividades relacionadas con el fútbol; y que Amos Adamu, de nacionalidad nigeriana, quedará inhabilitado durante tres años.

Asimismo, otros cuatro funcionarios de la FIFA quedan inhabilitados por periodos de entre 2 y 4 años, "por diversas violaciones del código de Ética, que van desde reglamentación general a aceptación de sobornos y a no comunicación de los hechos a la FIFA", especificó Sulzer. Todos los sancionados ayer tienen la posibilidad de apelar ante un cuerpo jurídico superior de la FIFA, posteriormente ante un tribunal independiente y, en última instancia, ante el Tribunal Federal Helvético.

Para el Mundial de 2018, los rivales de España y Portugal son Inglaterra, Rusia y el proyecto unificado de Holanda y Bélgica, mientras que para el 2022 compiten Qatar, Estados Unidos, Australia, Japón y Corea del Sur.

Prueba superada

La candidatura conjunta de España y Portugal es la principal favorita para organizar el Mundial de 2018, tras superar con nota el examen de la FIFA. Así se deduce del informe técnico emitido el pasado miércoles por el organismo internacional. La propuesta hispano-lusa supera todos los requisitos exigidos en plazas hoteleras, números de estadios y entradas a la venta. Además, los costes de inversión serían menores que los del resto de sus rivales (1.500 millones de euros), al tener la mayoría de las infraestructuras construidas. La única duda que recoge el informe es referente al dispositivo de seguridad, aunque da por supuesto que, finalmente, la candidatura cumplirá con los requisitos exigidos en este apartado.

La candidatura ibérica presenta 21 estadios -el mínimo son 12-, de los cuales solo deben construirse cinco y remodelarse nueve. La mayor capacidad de los recintos permite a la candidatura ofrecer 3,7 millones de entradas, frente a las 3,4 de Inglaterra, las 3,3 de Bélgica y Holanda, y las 3,1 de Rusia. La capacidad hotelera también excede la capacidad mínima exigida, 85.000 de 60.000.

El informe de la FIFA también hace especial hincapié en la buena red de transportes y comunicación, con especial mención al AVE que unirá Madrid con Lisboa.

Etiquetas