Despliega el menú
Deportes

TENIS

La nueva era de Nadal

El tenista español ha empezado de nuevo sus entrenamientos después de superar los problemas musculares que ha tenido en las rodillas, los cuales le han impedido, entre otras muchas cosas, superar los octavos de final durante la Copa Davis.

Rafa Nadal ha vuelto. El mallorquín ha comenzado las nuevas sesiones de entrenamientos, una vez que ha superado sus problemas de rodillas. Tras caer por vez primera en los octavos de final de Roland Garros y no acudir a Wimbledon, ahora el manacorense tiene sus miras puestas en el US Open y tratar de regresar al número uno.

"Aunque esté ya el cien por cien, hay que ser realistas. Lo que queda de temporada va a ser difícil, porque después de haber parado dos meses uno pierde el ritmo de la competición", han sido las declaraciones que ha hecho el tenista antes de comenzar los entrenamientos.

En esta nueva era, que tiene como objetivo más cercano el Máster de Montreal, en Canadá, Rafa tratará de no sobrecargarse demasiado con partidos 'menores' como aquellos de exhibición y de poca entidad.

 

El balear quiere ahora centrarse en lograr un físico que le permita aguantar su estilo tenístico, siempre basado en un portento corporal envidiable, pero no exento de sacrificio y riesgo.

"La intensidad con la que juega es difícil evitar tener percances musculares, sean leves o graves, como los que ha sufrido él", ha manifestado el fisioterapeuta de Jakon Tipseravic, Marc Boada, cuando se le pregunta por las cualidades de Nadal.

 

"Es cierto que normalmente Rafa logra sacar de una manera sobresaliente los encuentros que disputa, pero tiene unas señas de identidad muy concretas", ha comentado, por otro lado, su recuperador personal, Rafael Maymó.

Una de las cuestiones que más se ha debatido en torno al tenista español es si sus victorias dependen más de una condición muscular extraordinaria o de una técnica depurada.

 

Por ello, preparadores como el de Fernando Verdasco, Vicente Calvo, mantienen que la gran virtud del cuatro veces campeón de Roland Garros es "la formación que tiene como deportista", al mismo tiempo que catalogan al mallorquín como "un dios del atletismo dentro de una pista de tenis".

Calendario 'terrorífico'

La principal razón de la baja durante este tiempo de Nadal han sido las complicaciones en sus dos rodillas, que venía arrastrando desde hacía tres años, pero que en los últimos meses se han agravado. El cargado calendario, le pasó factura.

"No somos máquinas y por ello es necesario que desde la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP) y otros organismos se busquen fórmulas que convengan a todos", ha indicado Nadal a la salida de una reunión mantenida con representantes de varias asociaciones.

 

"Aquí hay algunos que se benefician más que los jugadores, los que ponemos el espectáculo", ha recalcado su compañero Federer, presidente del sindicato.

"Llevaba muchos partidos, por ello era lógico que tuviera que romperse alguna vez", han llegado a decir, entristecidos, voces procedentes de su entorno familiar cuando los dolores de sus piernas fueron a más. "El calendario es tan abusivo que no puede aguantar.

 

Además, él no juega tan agresivo y necesita más horas de partido que otros", han aseverado el entrenador de Marat Safin, Miguel Maeso.

Para poder soportar mejor esta gran carga de encuentros, su equipo de trabajo ha decidido ponerle a dieta. "Ha perdido unos cinco kilos", han comentado diversas fuentes cuando vieron al campeón saltar sobre la pista de Melbourne para conquistar lo que a la postre sería su primer Abierto de Australia.

 

Aunque su entrenador, Toni Nadal, nunca ha llegado a confirmar tal hecho, la figura del español se había estilizado.

Etiquetas