Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

La LFP no se adherirá al convenio de acreedores del Zaragoza

La Liga de Fútbol Profesional (LFP) no se adherirá al convenio de acreedores del Real Zaragoza, club que el pasado 7 de junio solicitó el concurso voluntario de acreedores, con una deuda declarada de unos 110 millones de euros.

La Liga de Fútbol Profesional (LFP) no se adherirá al convenio de acreedores del Real Zaragoza, club que el pasado 7 de junio solicitó el concurso voluntario de acreedores, con una deuda declarada de unos 110 millones de euros.

La Comisión Delegada de la Liga, que está integrada por seis clubes de Primera y seis de Segunda -Barcelona, Real Madrid, Racing, Mallorca, Valencia, Málaga, Recreativo, Nastic, Numancia, Las Palmas, Córdoba y Huesca-, adoptará este miércoles esta decisión, confirmaron fuentes próximas a la misma.

El rechazo de la Liga, que por primera vez no se adherirá al convenio presentado por un club en concurso, se producirá después de hacerse público el acuerdo entre el Benfica y el Zaragoza para la venta por 8,6 millones de euros del guardameta Roberto Jiménez al club, en el que ya jugó la segunda parte de la Liga 2009-2010 cedido por el Atlético de Madrid.

En un comunicado remitido al regulador financiero luso, ya que está obligado a hacerlo por cotizar en Bolsa, el club portugués confirmó la transferencia del guardameta, un año después de haberlo comprado al Atlético de Madrid por 8,5 millones.

El Real Zaragoza comunicó el pasado 29 de julio que había conseguido reunir los requisitos establecidos en la Ley Concursal para tramitar la propuesta de convenio anticipado de acreedores.

El club señaló en su web que había «conseguido superar la quinta parte del pasivo requerido por ley para que tal iniciativa pudiera ser viable sin necesidad de que el plazo expirase», con el objetivo de «tratar de acortar los plazos de resolución de la situación concursal en que se encuentra».

La titular del juzgado mercantil número 2 de Zaragoza admitió a trámite el pasado 14 de junio la solicitud del Zaragoza y nombró a sus tres administradores.

La entidad zaragozana reconoció una deuda neta de aproximadamente 110 millones de euros, con unos 93 millones como cifra adeudada a terceros que es la que se estima que podrá hacer frente bajo un nuevo plan de viabilidad y con la protección judicial ya concedida.

El concurso voluntario de acreedores pedido por la entidad que preside Agapito Iglesias es el mayor solicitado por un club de la liga de fútbol en España, al superar el que pidió en su momento el Real Betis Balompié.

Etiquetas