Despliega el menú
Deportes

REAL ZARAGOZA

Indulto para Sergio

Sergio Fernández podrá jugar el domingo en Barcelona frente al Espanyol. El Real Zaragoza, y Manolo Villanova en particular, recibió con alborozo la noticia a media tarde de ayer. El Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol decidió dejar sin efecto la tarjeta amarilla que el árbitro navarro Undiano Mallenco mostró al central asturiano el pasado sábado ante el Recreativo y que, al ser la quinta de su ciclo, acarreaba automáticamente un partido de castigo.

Los jueces federativos atendieron de este modo las alegaciones que el área jurídica del Real Zaragoza había presentado al mediodía reclamando la retirada de esta cartulina amarilla y de la segunda que vio Ayala en el mismo partido y fallaron, en este caso, de manera favorable para los intereses blanquillos.

En la resolución de Competición se resuelve que "en las imágenes de televisión se observa que Ssrgio salta limpiamente con la intención de despejar el balón, elevándose más que el jugador del Recreativo sin que existiese contacto alguno por parte del zaragocista sobre el adversario". Este fallo pone en evidencia la decisión disciplinaria que tomó en ese momento Undiano y que, tras ser rectificada de manera tan contundente por el Comité, puede catalogarse como un error flagrante.

No se queda ahí la explicación escrita de los jueces, que todavía fueron más exhaustivos en sus detalles: "Tras un detenido y repetido visionado de la jugada, este comité aprecia y concluye que, efectivamente, no se produce contacto entre el amonestado y el rival. El primero lleva a cabo un salto sin ventaja alguna, limpio, por lo que debe acogerse la alegación y dejar sin efecto disciplinario la tarjeta mostrada", señala el documento remitido al club por Competición.

De este modo, el desmembramiento del eje central de la defensa zaragocista para el partido de Montjuic queda reducido de momento al 50% del efecto devastador que había generado Undiano Mallenco con sus tarjetas mostradas a los zagueros zaragocistas el sábado ante el Recre. Sin Sergio ni Ayala, los dos centrales titulares de esta plantilla, ambos en situación de castigo tras lo ocurrido ante los onubenses, Villanova tenía un tremendo dilema ante sí para recomponer la línea más vulnerable del equipo durante todo el año. De este modo, si al final solo se produce la ausencia forzosa de Ayala, el daño es mucho menor al poder contar con tres de los cuatro jugadores que han compuesto la retaguardia en los dos últimos dos partidos donde el Real Zaragoza no ha encajado un solo gol: Zapater, Sergio Fernández y Paredes.

Adelante el recurso por Ayala

El Comité de Competición, al contrario que en el caso de Sergio, no vio fundamentos para atender la segunda solicitud zaragocista que, en sus alegaciones previas, rogaba asimismo que le fuera retirada la segunda amonestación que Fabián Ayala vio en el minuto 88 de partido ante el Recre y que, al ser la segunda, significó su expulsión y, por ende, un partido de sanción que ayer se confirmó en la sede federativa.

No obstante, el Real Zaragoza no se da por satisfecho con la positiva respuesta del Comité en el caso de Sergio y decidió ayer por la noche seguir adelante con el recurso para intentar que Ayala también pueda estar este domingo en el campo del Espanyol. El club aragonés solicitará hoy al segundo comité, el de Apelación, la anulación de la última tarjeta que vio el argentino en el último partido y todavía existen esperanzas fundadas de que los jueces puedan volver a darle la razón.

Mientras esto sucede (Apelación se reúne mañana jueves por la tarde), Villanova ya solo tiene una duda que despejar: si será Pavón o Chus Herrero el compañero de Sergio Fernández en el caso de que Ayala se quede fuera al final.

Etiquetas