Despliega el menú
Deportes

CAI ZARAGOZA

Garantía de motivación

El vestuario del CAI se muestra ambicioso para lograr llevarse una difícil victoria ante el Real Madrid para lo que el pabellón zaragozano volverá mostrar un aspecto abarrotado

En la ACB conviven una serie de castas que parecen inamovibles en el tiempo. Y con ello, en la mente de la aficiones acaban brotando una serie de fetiches. "Fetiche: dícese de un ídolo o un objeto al que se le atribuyen poderes sobrenaturales". Esto es lo que pasa con el baloncesto del Real Madrid. Oír ese nombre es algo que pone en alerta a cualquiera, que despierta su atención, y en definitiva, que llama a gritos al aficionado de a pie.

Puede ser porque es un candidato a cualquier título. Por su historia. Por la imberbe calidad que acumula en su banquillo. Porque sería fantástico ver a un conjunto de Euroliga desfallecer en el centro del parqué a manos del equipo de Curro Segura. Por la necesidad de sumar alguna victoria en la difícil subida que le espera al CAI en diciembre (Madrid, iurbentia Bilbao, Unicaja y TAU). Porque probablemente es la victoria más satisfactoria o sencillamente, por morbo. Y asi hasta 10.500 motivos para repartir uno a uno a los aficionados que acudan el sábado al Príncipe Felipe. Precisamente esa cifra, 10.500, es la que se espera en la abarrotada la grada del campo aragonés para recibir al equipo de Joan Plaza. A la masa de abonados que acudirá al campo, se podrán unir unos 300 aficionados más que a partir de las 12.00 del mediodía de hoy se podrán hacer con una de las entradas que el club pondrá a la venta en los cajeros de la Caja Inmaculada.

En el vestuario también sobran las razones para mentalizarse ante el Real Madrid. "Quizá sí que sea un partido con más morbo, de los que motiva porque es un encuentro que no es tan fácil y que en principio, no se cuenta como ganado", afirma Sergio Pérez. El alero madrileño admite que la derrota ante Bruesa fue "dolorosa, porque tenían bien controlado el marcador", pero que después de que el equipo y Curro Segura hayan hablado, el vestuario se encuentra "mucho mejor".

"Si la grada se llena y anima -aclara al preguntarle por el más que probable lleno del sábado-, se lo agradecemos muchísimo e intentamos hacerlo lo mejor posible". Pérez explica que a pesar de que los madrileños hayan ganado los dos últimas jornadas, hasta hace poco tuvieron una mala racha y que espera "poder cogerles mal y ganarles".

Y es que los resultados del Real Madrid, tanto en competición doméstica como continental, han sorprendido por no ser todo lo regulares que se esperaba. Las razones, a tenor de los jugadores de que dispone Joan Plaza en su haber, parece más un caso para los del CSI de Grissom.

Algo a lo que ayer no acabaron de dar respuesta ninguno de los aragoneses, y que no terminó de aclarar nadie en el entrenamiento; pero el diagnóstico deseado del sábado no es más que el de una victoria del CAI. "Para la afición es un gran atractivo, y para nosotros, tiene la motivación de la victoria", aclara Curro Segura. El entrenador granadino no quiso poner nombre al peligro del Madrid. "Si hablamos de Pepe Sánchez, saldrá Bullock; si hablamos de Mumbrú, saldrá Hosley... con lo cual hay muchos nombres por lo que hay que hacer un partido completo, porque si no te pasan por encima". Alabó, además, el papel de Felipe Reyes de quien dijo estar haciendo "una temporada espectacular" y siendo una referencia del rival.

Otro que se quedó sin respuesta fue Lucas Victoriano al preguntarle por la progresión de la lesión que sufrió frente al Granada y que le mantuvo en el dique seco frente al Bruesa. "La verdad que no sabría qué contestar. Suponíamos todos que iba a estar ya bien, pero todavía no lo estoy y espero que pasen los días y que mejore el tema", afirmó el base tucumano, quien espera llegar en condiciones para el partido frente al Madrid, un duelo en el que quiere estar presente. "No me quiero perder ningún partido, jugando en casa. Tal como está la situación y contra el Madrid, no es plan de mirarlo desde el banquillo. Ya sufrí en el partido pasado, y prefiero estar en el campo y fallar mil veces que estar sentado en el banco", dijo Victoriano. "Se pueden ganar todos los partidos y más en casa", apuntó.

Sobre el rendimiento del rival señaló que tienen "altibajos". "El año pasado fueron un rodillo en liga regular y fallaron en los partidos importantes. Este año puede ser al revés", afirmó.

Sea como sea, este sábado el CAI tiene la oportunidad de sumar una valiosa victoria, y de paso, dar más trabajo a los forenses de la noche de los lunes.

Etiquetas