Despliega el menú
SD Huesca

"Hemos confiado en Leo Franco desde el principio"

Juanjo Camacho alude a la unidad y al trabajo para sacar adelante la difícil situación deportiva

Camacho, durante la ofrenda floral a San Lorenzo de este mediodía.
Camacho, durante la ofrenda floral a San Lorenzo de este mediodía.
Rafael Gobantes

Juanjo Camacho ha lanzado este mediodía, tras la ofrenda floral de la Sociedad Deportiva Huesca a San Lorenzo, un mensaje que aunaba la autocrítica y el optimismo. El capitán de la Sociedad Deportiva Huesca se ha referido a los últimos "palos" como un acicate para "reponerse pronto" y brindar una victoria a la afición el domingo ante el Girona (12.00). El zaragozano es consciente de que el margen de mejora es amplio y de que se puede extraer un aprendizaje de las etapas críticas por las que el club también ha atravesado en la última década.

Camacho ha reconocido que, tras el buen comienzo, "esa alegría y confianza no se vieron reflejadas en los siguientes encuentros. Hay que darle la vuelta cuanto antes y solo queda trabajar, entrenar y hacer lo que nos pida el míster". El cambio de rol, de equipo ganador a sufridor, está siendo costoso y los futbolistas se sienten preparados para rendir en este escenario: "Hemos pedido paciencia desde el principio y el equipo está preparado para este tipo de golpes. Ir con ilusión y empezar perdiendo hacer daño, pero esperamos que sirva para madurar y lograr una victoria cuanto antes".

La fórmula que los azulgranas adoptan del técnico Leo Franco es la del "trabajo, trabajo, trabajo y permanecer unidos". Camacho ha asegurado, como portavoz de sus compañeros, que existe sintonía con el argentino: "Confiamos en el entrenador desde el principio, sabíamos que el cambio de subir a Primera iba a ser difícil, pero el vestuario está con él al cien por cien".

A la espera de ese deseado punto de inflexión, el aragonés, de 38 años, entiende perfectamente que su papel en este curso será residual en lo deportivo pero muy importante como parte del vestuario. Camacho transmite que el Huesca, para sobrevivir, ha de ser "un equipo agresivo, que juegue junto y sepa qué hacer. Los dos partidos de casa nos dejaron un poco tocados, tuvimos ocasiones claras en los dos". Palabra de un capitán que entiende que "ya nos hemos dado palos de novatos. Debemos ser el Huesca de siempre".

Etiquetas
Comentarios