Despliega el menú
Real Zaragoza

​Bono, roto; Mario, apto

Mario durante un entrenamiento en La Romareda (Archivo)
​Bono, roto; Mario, apto
Asier Alcorta

Diagnóstico de Bono

Yassine Bono sufre una rotura de fibras en el cuádriceps de la pierna izquierda, según desveló la resonancia nuclear magnética llevada a cabo ayer por la tarde en el Hospital Quirón. El portero será baja al menos durante tres semanas.Diagnóstico de Mario

Mario Álvarez Abrante padece una contusión en el bíceps femoral de la pierna derecha, según las pruebas radiológicas llevadas a cabo ayer en la zona afectada tras el golpe recibido en Vitoria.

Cara y cruz respecto de las lesiones que sufrieron Bono y Mario el pasado domingo en Vitoria y que, en ambos casos, obligaron a Ranko Popovic a sustituirlos durante el terrible partido ante el Alavés.

Yassine Bono es la parte amarga de las pruebas radiológicas que ayer por la tarde tuvieron lugar en el Hospital Quirón. El portero marroquí tiene una rotura muscular en la pierna izquierda y se cae del equipo por un periodo mínimo de tres semanas, en el mejor de los casos.

Por fortuna, el siguiente paciente en visitar el túnel de resonancias minutos después, el central Mario, presentó un diagnóstico más benigno. Su dolencia no pasa de ser una fuerte contusión en la parte posterior del muslo derecho por lo que, si todo transcurre con la normalidad esperada, el zaguero canario podrá ser alineado en el once titular frente al Llagostera dentro de cinco días.

Bono, que ya sentía molestias en la parte anterior del muslo de la pierna izquierda desde la semana pasada, acabó rompiéndose en una acción de parada y posterior saque largo en el minuto 20 de la segunda parte en Mendizorroza, justo en medio de la hecatombe del equipo. Tiene una rotura fibrilar del cuádriceps, el músculo más grande del cuerpo humano, el que soporta el peso de la persona a través de las dos extremidades inferiores y, en el caso de los futbolistas, un engranaje básico para la carrera, los saltos y el golpeo del balón. La lesión de Bono, por lo tanto, no es cualquier cosa. Al contrario, merece especial cuidado su rehabilitación por el especial perfil que tiene un portero, muy diferente en exigencias y prestaciones a un jugador de campo. Aunque el club no especificó el grado del desgarro muscular, no es un diagnóstico grave. Por ello, el periodo de recuperación normal de Bono está estimado en unas tres semanas, si la evolución de las cosas es la correcta. De este modo, Bono va a estar ausente frente al Llagostera, el Mallorca y el Lugo. Su reaparición podría darse en Santander, el fin de semana del 22 de marzo.

Por su parte, Mario se marchó a casa con la satisfacción de no padecer una nueva rotura fibrilar, que lo hubiese retrotraído a los dos duros meses y medio que pasó recientemente alejado del equipo por una dolencia de ese tenor que tardó mucho más de la cuenta en desaparecer. El defensor tinerfeño recibió una fuerte contusión en la parte trasera del muslo derecho en una de las pugnas con Barreiro, ariete alavesista, con el que se fajó en varias jugadas fuertes antes del descanso. El dolor que manifestó Mario en la caseta en el intermedio derivó en que Popovic decidiera sustituirlo por Vallejo y ya no contase con él para la segunda mitad.

Ahora, sin una lesión mayor y con la tranquilidad de que solo se trata de un golpe, Mario tiene cinco días para tonificar sus músculos y volver a ser el jefe de la defensa el domingo ante el Llagostera, en un día de alto rango dentro y alrededor del equipo. Sin duda, una de las mejores noticias que ayer podía recibir el cuadro técnico y el resto de la plantilla en tiempos de epidemia de bajas por diferentes motivos.Oportunidad para Alcolea

La lesión de Bono llega en un momento delicado. Whalley, el joven canterano que ocupó la portería desde agosto y que acumuló 19 partidos consecutivos bajo palos, lleva dos semanas de baja médica por unas molestias físicas –que no han merecido parte médico del club– que hicieron que Pablo Alcolea fuese el suplente tanto en Sabadell como en Vitoria. Por eso, al tener que marcharse Bono lesionado en Mendizorroza en el minuto 71, no fue Whalley el que volvió al marco zaragocista y propició el debut de Alcolea en liga (el capitán solo había jugado en Albacete, en partido de Copa).

Ahora, pese a que Whalley parece ser que ha mejorado de sus dolores y desde hoy puede reintegrarse de nuevo a la dinámica del grupo, es Alcolea quien tiene prevalencia para seguir como titular el próximo domingo. Bono dejará atrás una breve trayectoria desde que Popovic le concedió la titularidad en Las Palmas. El internacional marroquí ha jugado en seis partidos llenos de contrastes.

En cuatro no encajó un solo gol(Leganés, Recreativo, Barça B y Osasuna). Pero en los otros dos, recibió cinco dianas en Canarias y tres de las cuatro que endosó el Alavés al Zaragoza este domingo.

Etiquetas