Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

Real Zaragoza

Roberto: "El mensaje del míster está condicionado por su ánimo"

El meta zaragocista suscribió buena parte del discurso empleado por su entrenador aunque quiso rebajar el tono empleado.

Roberto, portero del Zaragoza
Roberto: "El mensaje del míster está condicionado por su estado anímico"
ASIER ALCORTA

La actualidad del Real Zaragoza está profundamente marcada por las palabras de su entrenador. En una rueda de prensa sin precedentes, Manolo Jiménez hizo un repaso a la realidad zaragocista en la que no dejó tema sin tratar. El día después, Roberto, uno de los hombres importantes de la plantilla, ofreció un vistazo a lo dicho por el míster. Un discurso al que se adhirió aunque, bien es cierto, con leves matices en el tono empleado.

Según confesó el portero, el vestuario zaragocista está al corriente de lo dicho por su técnico. “A él le gusta que el equipo sepa las cosas que dice en rueda de prensa y porqué las dice”, explicó. Declaraciones que, en gran parte, tienen como destinatarias a la propia plantilla. “Todos los mensajes que el míster da y todas las cosas que dice, su estado de ánimo, son para mantener la tensión del equipo. Para mantener el nivel de competición más alto posible dentro y aportar ideas de cara al próximo partido y al fin de temporada, que se presenta muy duro para nosotros”, señaló.

El cancerbero reconoció que él también “sintió vergüenza” tras el partido ante el Málaga. En su opinión, algo completamente natural cuando las cosas no sales como se desean. “Somos profesionales y, como cualquier profesional que no consigue los objetivos que se propone, es difícil. Cuanto más lejos te quedes de alcanzar el objetivo que buscas cada día, más vergüenza sientes por no conseguirlo. En esto del fútbol, quizás la palabra vergüenza sea más amplia porque es un deporte muy público, que llega a todos lados”, apuntó.

Una de las declaraciones más fuertes de Jiménez fue cuando afirmó sentir “vergüenza de todo”. Algo que, en cierto modo, Roberto quiso matizar. “El mensaje del míster está condicionado por el estado anímico que tiene estos días. Cuando el dice esas palabras no lo hace en un tono ofensivo hacia el club ni en un tono de crítica. Simplemente, él llegó a club con muchísima ilusión. Pensaba revertir una situación complicada y ha visto que, entre todos, no lo estamos consiguiendo. Él incluido. Y así nos lo ha hecho saber a la plantilla, que él está dentro del mensaje que manda”, explicó."Todos esperábamos más de todos"

No en vano, el meta aseguró estar de acuerdo en que, cuando algo no funciona, siempre suele ser causado por varios motivos. “Evidentemente, todos esperábamos más de todos. De nosotros mismos los primeros. Del club también, porque nos representa. Entre todos no estamos consiguiendo un objetivo. En ese sentido, lo que quiere decir es que la culpa de que el equipo vaya mal no es de los once jugadores que salimos. Todo viene motivado por una serie de circunstancias que hacen que el club no esté funcionando”, señaló.

Para explicar esta idea, el futbolista madrileño usó el símil de una empresa que llega a la quiebra. “Una empresa que se va a pique no es porque un comercial haya vendido mal un producto. Es porque, en general, la empresa no funciona”, dijo. Aunque, en el caso del Real Zaragoza, quiso asumir que “los grandes responsables de las derrotas somos los jugadores y el cuerpo técnico”. “Al fin y al cabo, Agapito no tiene la culpa de que yo vaya a parar un balón o no lo pare”, apuntó.

Etiquetas