Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

eibar 2-0 real zaragoza

El Zaragoza cae con claridad ante el líder Eibar tras un partido con escasa ambición

Dos goles de carambola al inicio del segundo tiempo suponen una derrota aragonesa que pudo ser mucho más amplia de no mediar Cristian Álvarez.

Gif del Eibar - Real Zaragoza
Gif del Eibar - Real Zaragoza
LOF

No estuvo el Real Zaragoza a la altura de las exigencias que tenía este sábado el partido en el campo del primer clasificado, el Eibar, que tiene pie y medio en Primera División. Aguantó medio partido con el 0-0 tras apostar por un juego inerte y somnífero, carente de mordiente en ataque de forma permanente. Pero en el momento en el que los vascos estrenaron el tanteador, ahí acabó la vida de los de Juan Ignacio Martínez ‘Jim’, que no logra estimular a su plantilla en esta recta final de liga en tierra de nadie, sin riesgos ni aspiraciones relevantes. Vistas las ocasiones de unos y otros, el 2-0 final es una buena noticia, pues el roto pudo haber sido mucho mayor de no estar bajo palos Cristian Álvarez y de no tener una tarde poco inspirada los rematadores locales.

Dos partes bien diferenciadas tuvo el primer tiempo en el que, globalmente, el cuadro zaragocista se contentó con ver pasar el reloj con el 0-0, sin apenas mostrar ninguna pólvora en ataque. La primera la conformaron los 25 primeros minutos, en los que el Eibar fue superior, dominó por inercia a base de balones exteriores a sus laterales, Tejero y Arbilla, que fueron sus mejores generadores de peligro toda vez que los tres mediocampistas, Sergio Álvarez, Expósito y Javi Muñoz fueron lo más flojo de los de Garitano. En este inicio de partido, dos goles les anularon a los eibarreses, ambos correctamente, el primero a Stoichkov en el minuto 19 por fuera de juego en el punto de partida de su mano a mano ante Cristian Álvarez, y el segundo al campeón del mundo Fernando Llorente, en el 21, por falta previa al portero zaragocista de Javi Muñoz, al que el argentino había hecho un paradón con el pie a bocajarro en el misma acción de ataque local.

Antes, en el 15, Stoichkov ya había errado otro mano a mano que rechazó Cristian, también bordeando el fuera de juego. Y en el 7, en la primera llegada peligrosa de los vascos, pidieron penalti por derribo a Corpas que los árbitros no consideraron. En este largo trecho, el Zaragoza ni pisó el área de Cantero. Francés, ante la gripe de Gámez (que estuvo en el banquillo), ejerció de lateral derecho, con lo que Jim hizo sufrir al canterano pues su par era el pichichi Stoichkov, una pesadilla en varias jugadas combinadas de los azulgranas. En la medular, ni Petrovic, ni Zapater, ni Eugeni supieron imponerse al trío eibarrés del cuadro de máquinas, pese a que fueron la gran mácula de los de Garitano en la primera fase del duelo. Bermejo, en la derecha, fue nulo en creación ofensiva, como Narváez por el otro lado, y eso que el colombiano disparó a puerta en el minuto 12 por única vez en toda la primera parte por parte zaragocista. De Sabin Merino no hubo noticias.

A partir del minuto 25, el Eibar bajó el pistón. Se le vio al líder ese exceso de responsabilidad que atenaza a los de cabeza cuando llega el final de la liga y el ascenso se toca con la yema de los dedos. Un centro de Francés en ese hito del crono casi sorprendió a Cantero, en lo que se convirtió de rebote en la mejor oportunidad aragonesa -y única-, pues el balón se envenenó en Arbilla y casi sorprendió al portero norteño junto al palo cercano. El Zaragoza durmió el partido hasta el descanso. Una cosa es que el Eibar se fuese de onda y otra que los de Jim dieran muestras de querer aprovecharlo. No había cicuta en punta ni destreza en el resto del terreno de juego.

Un taconazo del central Chema Rodríguez en el minuto 38, a la salida de un córner, fue la última opción de gol de los guipuzcoanos antes del intermedio. Garitano perdió a dos titulares por lesión: el central Venancio y el lateral Arbilla se fueron a la ducha antes de tiempo por roturas musculares. De hecho, para no gastar dos ventanas de cambios, el Eibar acabó con 10 para suplir a este último en el ínterin.

Jim dejó fuera al caótico Bermejo y lo suplió en el inicio del segundo periodo Sainz. Nunca un cambio estuvo más justificado según méritos futbolísticos. Singular la insistencia con Bermejo y, en la recíproca, la falta de respuesta de este futbolista todo el año. Dio igual el detalle. El equipo salió dormido del vestuario y el Eibar, con banderillas negras por parte de su entrenador, se comió a los avispas desde el pitido inicial a base de presión alta. En el minuto 50, enseguida, llegó el 1-0. Stoichkov, sin querer, desvió decisivamente un chut potente de Expósito desde la frontal del área y cambió de rumbo la pelota para que Cristian Álvarez ni la viera. Qué cosa es tener un delantero con duende. Las mete hasta de espaldas y mirando al tendido. Otros llevan todo el año que ni a puerta vacía.

A Jim y sus muchachos ya no les servía la especulación previa con el 0-0, que maquillaba la inoperancia generalizada del equipo desde el minuto uno. Tenían toda la segunda parte para cambiar de plan y de pose ante un líder que se vino arriba espoleado por su afición, ilusionada con el regreso a Primera como es lógico. Jugar a que no pasase nada ya no era tarea útil. No le dio tiempo al técnico ni a los chicos a plantearse una mutación. En un abrir y cerrar de ojos ya estaba el marcador 2-0, con un autogol de Lluís López en comandita con Chavarría realmente cómico en el 60. Corpas le ganó la pelota al lateral catalán, que corrió hacia atrás como un poseso a rectificar. Despejó tan acelerado el balón dejado muerto por Llorente en el área que le dio a Lluís y rebotó hacia la red zaragocista. Cosas que pasan cuando no se está a la altura.

Eibar - Real Zaragoza / 30-04-2022 - Foto: Javi Colmenero / LOF[[[FOTOGRAFOS]]]
Eibar - Real Zaragoza
Javi Colmenero 

Ahí, a falta de media hora, la película se acabó, si es que ciertamente había existido en algún momento. Hacía largo rato que se comentaba en la grada que era cuestión de que el Eibar marcase el primero para que el Zaragoza se hundiera. Tardó 50 minutos, esa fue la única noticia. Pero pudo ser en cualquier otro punto del reloj. Tras el 2-0, Expósito y Burgos amagaron en un minuto la goleada. El primero, en el 62, remató a quemarropa encontrándose con el único inspirado de los aragoneses, el portero Cristian Álvarez. Y el segundo, a la salida del córner consiguiente, cabeceó en el primer palo para que el arquero argentino volviera a salvar a los suyos. No dejó de atacar el cuadro armero y el exzaragocista Tejero, un puñal sobre la espalda de Chavarría, tuvo el tercero en el 68, pero se topó de nuevo con Cristian. Si Jim hubiera podido pedir el final anticipado lo hubiera hecho. Su equipo estaba hecho unos zorros sobre el césped. No pasaba de medio campo. Terrible imagen otra vez. Que el Zaragoza lanzase un córner en el 73 fue notición, y que Francés chutase desde fuera del área alto, la guinda a semejante rareza.

Singular fue el doble cambio de Jim en el 78, pues entre la pareja suplida estaba… Sainz, que había salido tras el descanso. Salvo alguna molestia física no manifestada visualmente, la sustitución entrañaría significados anejos a la normalidad. Afortunadamente para el Zaragoza, el cuadro local fue reduciendo la velocidad en todo con el paso de los últimos 10 minutos. El marcador les servía y no querían hacer más sangre. El peligro de goleada había pasado para los avispas. Hasta Vada, en el 84, dispuso de un chut peligroso que detuvo Cantero, en pleno eclipse eibarrés, con su gente cantando el ‘volveremos a Primera’ y dejando ya de lado el propio juego.

El final del partido llegó con una celebración casi triunfal del Eibar, que se ve de nuevo en la élite, mientras los zaragocistas asistían cariacontecidos a la fiesta, camino de los vestuarios, tras ser un ‘sparring’ de poco fuste para un adversario superior en todas las facetas del juego. Una pena ver al Zaragoza dejando esta imagen un día más.

Ficha Técnica

SD Eibar: Cantero; Tejero, Chema Rodríguez, Venancio (Burgos, 30), Arbilla (Glauder, 46); Sergio Álvarez, Javi Muñoz; Corpas (Aketxe, 88), Expósito (Sol, 88), Stoichkov (Rahmani, 80); y Fernando Llorente.

Real Zaragoza: Cristian Álvarez; Francés, Lluís López, Jair, Chavarría; Petrovic (Francho, 78), Zapater, Eugeni (Vada, 66); Bermejo (Sainz, 46) (Puche, 78), Narváez; y Sabin Merino.

Árbitro: Trujillo Suárez (Canario). Amonestó a Francés (42) y Glauder (59).

Goles: 1-0, min. 50: Stoichkov. 2-0, min. 60, Lluís López, en propia puerta.

Incidencias: Tarde agradable en el interior de Guipúzcoa, con 17 grados y sol. Hubo gran entrada en las gradas de Ipurúa, con algo más de 6.000 espectadores, entre ellos unos 200 zaragocistas que dieron ambiente a la localidad vasca durante el mediodía. El césped presentó unas excelentes condiciones. Se guardó un minuto de silencio en memoria del padre del delantero local Stoichkov.

Resumen en vídeo del Eibar - Real Zaragoza

Eibar - Real Zaragoza / 30-04-2022 - Foto: Javi Colmenero / LOF[[[FOTOGRAFOS]]]
Eibar - Real Zaragoza  
Javi Colmenero

Así hemos narrado el partido:

Placeholder mam module
Partido Eibar-Real Zaragoza, en directo
Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión