Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

Una carga de autoestima del Real Zaragoza ante el Elche de Primera: victoria por 0-2

Narváez, en la primera parte, y Adrián González en la recta final, marcaron los tantos de un atinado equipo de Jim ante un rival de superior categoría.

Elche  CF v Real Zaragoza, partido pretemporada, Pinatar Arena, Julio 24 2021, San Pedro del Pinatar, Murcia
Elche CF v Real Zaragoza, partido pretemporada, Pinatar Arena, Julio 24 2021, San Pedro del Pinatar, Murcia
LOF Agencia

En Calahorra, el martes, salió cruz. Este sábado, en San Pedro del Pinatar (Murcia), el Real Zaragoza vio la cara de la moneda del fútbol al derrotar al Elche, equipo de Primera División, por 0-2 con total merecimiento. Con muchas mermas, sin Francés, ni Clemente, sin ver todavía el debut del fichaje Gámez (no jugó ni un minuto de nuevo), sin Carbonell y, sobre todo, sin los refuerzos que se esperan, los de Jim cargaron las pilas del amor propio en un amistoso muy meritorio y con detalles positivos.

El equipo aragonés cuajó una buena primera parte, con muchos minutos, los 25 iniciales sobre todo, de posesión de la pelota, de control del tiempo de juego, superando en el manejo del balón y en las combinaciones de medio campo hacia arriba al Elche, rival de Primera División que venía de ganar 6-1 al Atromitos Atenas griego, que será rival zaragocista la próxima semana, también en San Pedro del Pinatar. Fue una puesta en escena atrevida, con soltura en jugadores como Eguaras y Zapater en la medular, con Igbekeme como mediapunta y, arriba, con un Narváez descarado y vertical. Resultó agradable ver así a este Zaragoza con el mercado de fichajes atascado que, además, venía de perder de forma fea el martes en Calahorra (2-0) ante un rival de inferior categoría.

En el dominio claro de los zaragocistas, Azón tuvo la primera opción de marcar en el minuto 10, cabeceando defectuosamente un buen córner lanzado por Zapater al segundo palo. Sería Azón precisamente el que lanzó en el minuto 24 un balón en profundidad, al espacio, sobre la carrera de Narváez para que el colombiano encarase mano a mano a Badía y lo batiera por bajo. El 0-1 hacía justicia a una mejor propuesta de los aragoneses. El Elche, que probó en esa fase un sistema 5-3-2, con tres centrales y dos extremos como carrileros (Josan y Fidel), no pisó el área de Cristian Álvarez hasta el minuto 28. Con este dato se define el guión del duelo en ese tramo primero.

El gol de Narváez hizo despertar a los ilicitanos. Escribá, su entrenador, modificó el dibujo y mandó a Josan y Fidel arriba. El Zaragoza tuvo que retroceder y apareció la presión alta de los alicantinos. De ahí surgió una primera llegada al área de Álvarez, que el ariete Carrillo no logró rematar a bocajarro por centímetros en el 28. Más tarde, en el 36, Fidel remató por abajo desde el borde del área y el portero zaragocista atrapó bien la pelota. Y en el 39, en pleno despertar ilicitano, Josan empalmó con el exterior del pie derecho un centro raso de Piatti y el balón, de rosca, rozó el poste por fuera en la mejor jugada del Elche.

Al Real Zaragoza le faltaba más participación de un apagado Bermejo, con un par de destellos sin más. También contar más con los desmarques de Azón, poco utilizado. Zapater aplicó despliegue y ayudas atrás, donde solo al final sufrieron los zagueros, sobre todo Chavarría. Los jóvenes Javi Hernández, central, y Ángel López, cumplieron bien.

En el descanso, Jim hizo seis sustituciones. Ratón por Cristian Álvarez (el gallego llegó de Zaragoza al mediodía tras ser padre el miercoles y jugó ya), Larrazabal -de nuevo como lateral derecho postizo-, Nieto -en versión central ante la ausencia de efectivos en ese puesto por el covid de Clemente y la gastroenteritis de Francés-, Ros, Francho y Vuckic entraron de refresco. El Elche tocó menos su plan inicial, con solo cuatro novedades: debutó el portero Casilla y entraron titulares con galones como el ariete Lucas Boyé, Tete y Palacios.

El segundo tiempo embocó por caminos de fútbol menos ágil que el visto en los primeros 45 minutos. Más trabado. Jim dejó claro, con su permanencia en el campo, que los mejores en cuestión física ahora mismo son Narváez, Jair, Eguaras, Chavarría y Bermejo. Quizá también los que más luces tienen en el escaparate, dado que en el Pinatar Arena había una buena reunión de ojeadores y agentes en las zonas reservadas para ellos. Por cierto, Torrecilla, el director deportivo zaragocista, vio el partido en la terraza de la cafetería del recinto, en alto, lugar privilegiado tras una portería.

Los minutos fueron transcurriendo y el fútbol languidecía paso a paso. El Elche no encontró nunca un revulsivo, ni colectivo ni individual. Los de Jim vivieron calmados atrás. Solo César Moreno, cabeceando desde cerca un córner cerrado en el minuto 60, rozó el gol, pues la pelota salió junto al poste izquierdo y algunos, incluso, cantaron el gol por efecto óptico. Los franjiverdes intentaron sorprender a Ratón con varios remates lejanos, de media distancia, sin encontrar acierto jamás. En la otra área, el Zaragoza fue inexistente. Vuckic no olió la pelota. Narváez, que aguantó hasta el final, se apagó como una candela. Fue un segundo tiempo adusto, de escaso valor.

Javi Hernández, que había sido sustituido, volvió a saltar al campo por Jair. Dato de la informalidad del partido. El Elche hizo lo mismo con Josema. De los nuevos, solo Cortés, con desparpajo, llamó la atención en un par de acertadas jugadas con el balón en los pies, de esas que tanto escasean. En una de ellas, en medio del sopor del final del envite, Cortés dejó solo a Adrián González en el punto de penalti y, tras un control magnífico, el madrileño fusiló a Casilla por bajo. Era el minuto 77 y el Real Zaragoza sentenciaba con el 0-2 a su favor, un vagón de autoestima en un pasaje de la pretemporada donde hacía mucha falta.

La velada acabó con un paradón de Ratón, tras jugada de Bri, casi un autogol de Javi Hernández y un error de Boyé a bocajarro, todo en la misma jugada, en el 82. O sea, todo completo. Bien en todas las líneas. Una inyección de calma y optimismo en medio de este verano tan peculiar entre el zaragocismo que aguarda un final lleno de noticias para encarar la liga 21-22 con fortaleza.

Ficha Técnica

Elche CF: Badía (Casilla, 46); Josan (Palacios, 46), Bigas (Josema, 79), Josema (Chetauya, 62), Pastor, Fidel (Bri, 79); Marcone (Justo, 62), César Moreno, Piatti (Tete, 46); Pere Milla (Salinas, 62) y Carrillo.

Real Zaragoza: Cristian Álvarez (Ratón, 46); Ángel López (Larrazabal, 46), Javi Hernández (Nieto, 46), Jair (Javi Hernández, 67), Chavarría (Puche, 67); Eguaras (Adrián González, 62), Zapater (Javi Ros, 46); Bermejo (Cortés, 62), Igbekeme (Francho, 46), Narváez (Castillo, 83); y Azón (Vuckic, 46).

Árbitro: Kevin Moreno Muñoz (Comité Murciano). No mostró tarjetas.

Goles: 0-1, min. 24: Narváez. 0-2, min. 77: Adrián González.

Incidencias: El césped del campo central del Pinatar Arena estuvo en perfecto estado, aunque con anterioridad se jugó otro partido, el Levante-Stade Rennes (de Francia). No hubo público en las gradas, con capacidad para 3.000 espectadores, pues el partido se organizó a puerta cerrada. La iluminación artificial fue suficiente. La noche fue agradable en San Pedro del Pinatar, con 28 grados y brisa marina que alivió el calor. El Elche vistió de amarillo/verde fluorescente y el Real Zaragoza de avispa, negro con amarillo, sus segundos uniformes.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión