Despliega el menú
Real Zaragoza

real Zaragoza

Dani Lasure: "Más que nunca, tenemos que sacar el carácter para ganar al Nástic"

La derrota ante el Real Mallorca no extravía a la plantilla zaragocista. Dani Lasure subraya la necesidad de resetear y centrarse en la trascendental cita ante el Nástic.

Dani Lasure
Dani Lasure posa para HERALDO tras el entrenamiento de ayer en la Ciudad Deportiva.
Toni Galán

El sofá del salón de casa no siempre resulta confortable. Por ejemplo, cuando enciendes la tele y ves perder al equipo de tu alma. Dani Lasure vio caer a su Real Zaragoza ante el Mallorca. Y nada pudo hacer por evitar la derrota sentado en el sillón... Ahora quiere ayudar a levantarlo en el trascendental partido del lunes ante el Nástic de Tarragona.

¿Cómo han asimilado un resultado tan adverso?

Conviene relativizarlo. Está claro que un 3-0 en contra es un muy mal resultado, pero el partido no fue para un marcador así. El Mallorca tuvo oportunidades muy claras; pero yo diría que sobre el campo no hubo tanta diferencia como para un 3-0. Es más, el Zaragoza, mientras estuvo con once jugadores en el campo, tuvo sus opciones. Luego, en inferioridad numérica, todo fue más sencillo para ellos.

Usted no suele ser un hombre de excusas, usted suele ser hombre de soluciones...

Le he dicho lo que pienso. Insisto en que, si solo nos quedamos con el resultado, la perspectiva es otra. Y creo sinceramente que la expulsión marcó mucho. Además, hay que reconocer que el Mallorca jugó con mucha convicción, y que se encuentra en un gran momento de forma. Ahí están los resultados que está obteniendo.

Y ahora, ¿qué?

Cuando vienes de perder, hay que apretar los dientes más duro si cabe. No hay otra opción.

Hablando ayer con un conocedor del fútbol como Manolo Villanova, me decía que es esencial que todos los jugadores del Real Zaragoza sepan la camiseta que están defendiendo.

Yo diría que los jugadores estamos concienciados. Otra cosa es que las cosas salgan bien o mal.

Cuando digo todos, no me refiero a una impresión genérica, sino a que quizá haya casos concretos...

Desde luego, la gente está por la labor. En mi caso, yo llevo esta camiseta desde hace 13 años, desde que me incorporé al club en edad infantil. Es decir, mi camiseta siempre ha sido y será esta. No se es más o menos zaragocista cuando se gana que cuando se pierde.

¿Entiende el enfado del aficionado por los resultados?

En este sentido, el otro día, al ver el partido por televisión, entiendes algunas cosas... Cuando juegas y estas metido en el partido, estás al juego, a intentar sumar lo más posible. Cuando lo ves por televisión, se pasa mal cuando se quiere un equipo como yo quiero al Zaragoza. La afición del Zaragoza es muy grande. Estamos hablando de un club de una dimensión enorme, una afición que ya la querrían muchos equipos de Primera. El otro día yo sufrí viendo perder a mi equipo. Entiendo que ellos también sufran.

El lunes hay que ganar. No queda otra...

Independientemente de lo que digamos, hay una clasificación que también habla. Y el Zaragoza está más abajo que arriba. El objetivo es escapar de abajo cuanto antes. Todos tenemos que saber dónde estamos y escapar de abajo cuanto antes. Cuando digo todos, me refiero a todos. A esta afición no se le puede pedir más, pero hay que estar unidos hasta el final para lograr el objetivo. Eso es lo único importante ahora. Lograr el objetivo de la salvación. Y para ello, conviene ganarle al Nástic el lunes.

Se esperaba tanto de esta temporada...

Todos esperábamos mucho. Yo tampoco esperaba estar así. La suerte tampoco nos ha acompañado. Seguía una parte muy importante de la plantilla del año pasado, una idea de juego. Sin embargo, las lesiones, los resultados comenzaron a ir mal, las cosas se torcieron...

Y llegó Víctor Fernández como solución última.

Tener tres entrenadores en una misma temporada nunca es buena señal. Víctor llegó y el equipo fue para arriba, dejando muy buenas sensaciones y resultados positivos. Ahora han llegado los resultados malos, pero Víctor sigue siendo el mismo entrenador. Con esto vuelvo al principio: no nos podemos quedar exclusivamente con el último o los últimos resultados.

Una persona con una formación académica tan sólida como la suya reitera una y otra vez la confianza como salida a este comprometido momento.

¿Qué vas a hacer ahora, lamentarte? Lamentarse no sirve de nada. Después de la derrota, no queda otra que trabajar más duro si cabe y levantarse. Levantarse por el Real Zaragoza, por el zaragocismo, por nosotros mismos, por todos los que sienten esta camiseta. Más que nunca, tenemos que sacar el carácter para ganar al Nástic y alcanzar la tranquilidad cuanto antes.

¿Qué tal se ve usted de cara al partido del lunes?

Me veo bien, cada vez mejor. Con muchas ganas de sumar, de ayudar cuanto pueda al Zaragoza. La rotura en el cuádriceps, las molestias, afortunadamente ya quedaron atrás. Hoy me he encontrado muy bien. Todos tenemos que estar a tope. Asegurando los puntos ante el Nástic, todo será mucho más sencillo. Y estoy convencido de que vamos a ganar.

Etiquetas
Comentarios