Despliega el menú
Real Zaragoza

El borrón que las peñas del Real Zaragoza denuncian en el partido de Calamocha

Vicente Casanova, el presidente de la Federación, traslada la queja generalizada por la ausencia en el evento de la mayor parte de los jugadores de la primera plantilla.

Raí Nascimento, firmando una gran cartulina preparada por la Peña Lusones de Calamocha tras el partido de las peñas este miércoles.
El borrón que las peñas del Real Zaragoza denuncian en el partido de Calamocha
Daniel Marzo

Felicidad, día grande, jornada de ilusión entre cientos de peñistas del Real Zaragoza la que se vivió este miércoles en Calamocha (Teruel) con motivo del partido de las peñas en su 16ª edición. La localidad del Jiloca fue el núcleo de reunión de infinidad de amigos, de correligionarios futbolísticos desde el almuerzo a la madrugada.

La mayor parte de los elementos que componen este ya tradicional día, que lleva cada verano al Real Zaragoza a un pueblo de Aragón en un gesto de acercamiento directo a su gente, a su fiel y masiva hinchada, fueron positivos y llevaron la satisfacción a todos los organizadores y participantes. Pero hubo un lunar. Un resquemor. Un chirrido que dolió a los peñistas, a quienes rigen la Federación de Peñas. Y su presidente, Vicente Casanova, no quiere que ese borrón se quede en el limbo. Sobre todo porque recibió muchas quejas cuando anocheció en Calamocha y la fiesta tocó a su fin.

¿Cuál fue ese doloroso detalle que hizo regresar decepcionados a sus casas a muchos zaragocistas que se desplazaron a Calamocha? Casanova lo explica con nitidez.

"En una jornada perfecta como resultó ser un año más la del partido de las peñas, hubo una pega grande: que solo 7 convocados fueran futbolistas del primer equipo, que predominaran los chicos del filial y del juvenil. Pero no solo eso, que se puede entender cuando ya la competición oficial ha empezado. Lo peor es que los que no jugaron ni siquiera se acercaron a Calamocha para estar con la afición, que es el motivo principal para mucha gente en un día así", comienza describiendo el presidente del vasto colectivo peñista del Real Zaragoza.

Entre las peñas, horas después del gran día vivido en Calamocha, queda un paladar amargo por este matiz tan concreto. "Consideramos que, cada año, esta es una oportunidad única para acercar al equipo a la afición, que se desaprovecha si al final la convocatoria y la expedición del primer equipo es la que se dio en el campo de Jumaya de Calamocha. Hubo infinidad de niños y adolescentes que fueron con sus álbums, con sus cuadernos con las fotografías de los jugadores preparados para recibir las firmas, los autógrafos que luego se guardan como tesoros. Y allí no había prácticamente nadie para firmárselos", aduce Casanova.

"Es una lástima. Si nos ponemos duros, es hasta una falta de respeto a la afición en cierta medida. Hubo mucha decepción por no ver a los jugadores principales. No estamos pidiendo que jueguen, porque entedemos el riesgo de lesión o los problemas que causa estar ya en competición. Pero no entendemos qué problema había para que los Zapater, Cristian Álvarez, Gual, Eguaras, Papunashvili, Buff, Pombo, Ros, Benito, Lasure, Igbekeme, Muñoz y demás jugadores principales de la plantilla no estuvieran ayer, de paisano, junto a la afición", completa en su análisis Vicente Casanova.

El presidente de la Federación de Peñas concluye su queja. "Sé que esto puede no gustar en el club, pero creo que es razonable lo que transmitimos. Yo represento a mucha gente de las peñas y esa gente estaba dolida por lo de Calamocha, con motivos bastante comprensibles. Solo trato de que en el futuro podamos todos hacerlo mejor para evitar estas decepciones. La afición está tan lanzada, tan eufórica, tan volcada con el equipo, que observar estos chascos duele. Y lo que ocurrió con la convocatoria del equipo y el hecho de que nadie de paisano se acercara al partido es algo que se puede arreglar a futuro", concluye Casanova.

Etiquetas
Comentarios