Despliega el menú
Real Zaragoza

Ocho espectadores de lujo en la sesión vespertina en Boltaña: los lesionados

Zapater, Papunashvili, Lasure, Delmás, Guti, Verdasca, Eguaras y, eventualmente, Medina, vieron desde la grada el trabajo de sus compañeros.

Los lesionados del Real Zaragoza, ayer por la tarde en las gradas del campo de Villaboya de Boltaña.
Los lesionados del Real Zaragoza, ayer por la tarde en las gradas del campo de Villaboya de Boltaña.
José Vidal

La foto que acompaña esta reseña es la información en sí misma. No es necesario explicar nada más que se trata de ocho futbolistas del Real Zaragoza observando, lesionados o con problemas de salud, el entrenamiento del resto de sus compañeros en el primer día de la estancia del equipo en Boltaña (Huesca) dentro de la concentración de pretemporada. Son bajas forzosas en una parte crucial del trabajo de verano, cuando los equipos establecen sus cimientos físicos y tácticos.

En la imagen se ve, arriba, a Zapater, Papunashvili, Lasure, Delmás y Guti. Y abajo, a Verdasca, Medina (vuelto) y Eguaras. Ahí está buena parte del esqueleto del equipo que acabó 3º el año pasado y rozó el ascenso. En concreto, el rombo del medio campo muchos días: Eguaras, Zapater, Guti y Papu. El corazón del bloque. Además, Toquero se ha tenido que quedar en casa, en Zaragoza, con muletas, recuperándose de una artroscopia en una rodilla. Muchos pesos pesados del plan deportivo del Real Zaragoza del año que viene.

Así de desventurada ha comenzado la precampaña en este tiempo estival de 2018. Contra las lesiones nada puede hacerse más que apretar los dientes e intentar una recuperación efectiva y lo más acelerada posible. Esta foto del primer día de trabajo en Boltaña habla por sí sola. Sin más palabras que aportar.

Etiquetas
Comentarios