Despliega el menú
Real Zaragoza

Natxo comunica al Zaragoza que va a pagar su cláusula cuando el Dépor ya había anunciado su fichaje

El técnico ha contactado con el club aragonés para liquidar su desvinculación, y evitar que se tomen acciones legales contra él y el Deportivo por el prematuro anuncio de su contratación

Despedida de Natxo González
Despedida de Natxo González
José Miguel Marco

Natxo González ha contactado en la tarde de este viernes con el Real Zaragoza para anunciar su voluntad de abonar en las próximas horas el importe establecido en su cláusula de rescisión, paso legal indispensable para incorporarse al Deportivo de La Coruña.  El técnico, a través de su despacho de abogados y representantes, solicitó los datos para completar la transferencia necesaria para desvincularse del Real Zaragoza y evitar así «acciones legales» contra él y el Deportivo.

La entidad gallega había generado al mediodía un encontronazo entre clubes al confirmar la llegada de Natxo de modo prematuro: las ansias de Tino Fernández, presidente, duramente fiscalizado por el grupo opositor de su gestión, por presentar a Natxo como nuevo técnico hicieron que se saltara los plazos lógicos y reglamentarios.

A las 13.12 el Deportivo de La Coruña anunciaba el fichaje y contratación de Natxo González en sus redes sociales y sus medios digitales. Le daba así el sello oficial a la incorporación del nuevo entrenador, quien el pasado lunes revelaba su salida del Real Zaragoza cuando a su contrato le quedaba aún una temporada de vigencia. El comunicado del Dépor, no obstante, cogió de imprevisto al club aragonés. Cayó, en cierto modo, en las oficinas como un movimiento desleal y desautorizado: nadie había ingresado el importe correspondiente, en torno a 120.000 euros, de la cláusula liberatoria de Natxo, un pago indispensable, no negociable por el Real Zaragoza, para que el técnico pueda romper su compromiso de una temporada más con el equipo aragonés. A partir de ahí, surgió la indignada respuesta del Real Zaragoza a través de un comunicado que denunciaba al entrenador y al Deportivo.

Desde un principio, el club coruñés ha maniobrado para evitarse el pago íntegro de la indemnización. El jueves, su director corporativo, José González-Dans, solicitó al Zaragoza, a su director general, Luis Carlos Cuartero, los datos bancarios para abonar la cláusula de Natxo y liquidar el asunto. Pero el Dépor solo planteaba pagar esa parte correspondiente al primer entrenador, 100.000 euros, obviando los 20.000 euros de su segundo, Bernardo Tapia, una cantidad que el Zaragoza tampoco se ha dispuesto a negociar ni rebajar.

Este nuevo episodio en la salida de Natxo hacia el Deportivo conduce el asunto a un conflicto abierto entre partes y altera la normalidad con la que el Zaragoza había afrontado y previsto la transición en su banquillo una vez que el vitoriano le trasladó oficialmente a Lalo Arantegui, el pasado 24 de mayo, jueves, su deseo de abandonar el club aragonés. Entonces, en un principio, Natxo se resistió a desvelar su destino, pero en apenas unos minutos se ataron todos los cabos: el Deportivo estaba detrás de la decisión, activada por el su director deportivo Carmelo del Pozo, pero alimentada, también, por los agentes del entrenador vitoriano.

Ahora, el Zaragoza se guarda todas las cartas en su mano para defender sus derechos. No se descarta llevar el caso a los tribunales laborales, civiles y deportivos. Natxo, incluso, se expone a una sanción de la FIFA si se prueba que el Deportivo de La Coruña anunció su fichaje teniendo aún contrato con otro club, en este caso, el Real Zaragoza.

Lo cierto, a estas alturas, hasta que el técnico no pague, es que el club aragonés entiende que Natxo sigue siendo el entrenador de la primera plantilla. Ni negociará una reducción de la cláusula compensatoria ni le liberará de ese pago: la única salida es que Natxo ingrese el importe correspondiente. Tanto es así, que, si en las próximas horas no se completan todos los trámites, el Zaragoza citará a Natxo para que el 7 de julio, dos días antes de que empiece la pretemporada, acuda a su lugar de trabajo para comenzar a preparar las primeras sesiones de entrenamiento y diseñar la programación de la primera plantilla.

Etiquetas
Comentarios