Despliega el menú
Real Zaragoza

La vuelta de Benito y la titularidad de Vinícius, en la coctelera de Natxo

El entrenador del Real Zaragoza madura, a falta de 72 horas para el duelo de Huesca, los retoques tácticos que devuelvan al equipo al camino de las victorias.

Vinícius, en primer término, se entrena con el grupo en la mañana de este sábado en la Ciudad Deportiva del Real Zaragoza.
La vuelta de Benito y la titularidad de Vinícius, en la coctelera de Natxo
Raquel Labodía

Natxo González, el entrenador del Real Zaragoza, no suele repetir equipo dos partidos seguidos. Aunque las lesiones o las sanciones no le obliguen a modificar el once por fuerza mayor, siempre encuentra algún motivo para introducir matices diferentes en el orden táctico. Al preparador vitoriano le gusta estudiar a fondo a los adversarios, calibrar los pros y las contras de sus propuestas técnicas en cada jornada. Y, en el caso que concurre, después de tres duelos consecutivos sin conocer la victoria (tres empates concatenados ante Osasuna, Sevilla Atlético y Leonesa), al máximo responsable del vestuario zaragocista se le abren de par en par algunas variantes que madura con detenimiento durante esta larga semana que lleva al equipo desde el último envite, ante la Leonesa en La Romareda, al siguiente capítulo en la liga, el lunes en Huesca (21.00).

En esa coctelera sobresalen dos ingredientes en la antesala de la cita en El Alcoraz. Uno es Alberto Benito. El otro, Vinícius Araújo. El lateral diestro catalán está ya en condiciones de ser titular, una vez superada su seria rotura muscular en un gemelo ocurrida hace mes y medio. Y el delantero brasileño, que poco a poco crece en peso específico en los planes de Natxo, opta a ser el revulsivo ofensivo de un bloque que da síntomas de atasco en las jugadas ligadas con el discurrir de la competición.

Benito llegó en verano al Real Zaragoza para ser titular y una de las piezas de alto valor en el nuevo vestuario. Empezó en un tono notable, con momentos sobresalientes como aquella magnífica primera parte en Lugo, luego absolutamente inútil por la derrota final. Y ahí, al perfil relevante, debería volver enseguida para bien del grupo. El joven Delmás, debutante este año en el fútbol profesional, lo ha sustituido con nota alta la mayor parte de los días. Una de las más gratas noticias de lo que va de curso. Pero, por decantación de argumentos lógicos, lo normal es que Benito retomase su posición en cuanto esté en condiciones físicas plenas. Tal vez Huesca sea el día.

Vinícius, llegado in extremis en agosto para potenciar la delantera con un jugador distinto y complementario a Borja Iglesias, apenas jugó unos minutos en Lugo hasta hace 15 días. Llegó tarde, despistado del resto del equipo, y Natxo le dio unas semanas de integración. Sus últimas apariciones han hecho adivinar una posible buena mezcla con Iglesias y, visto el atrancamiento del juego ofensivo del equipo (principalmente en La Romareda), tal vez el entrenador pueda intentar juntarlos de inicio por si de ahí surge una nueva sociedad fructífera ante las porterías contrarias.

En el caso de Vinícius, el elegido para que se quede en el banquillo y dejarle su lugar es más complicado de decidir para Natxo. Apostar por un claro 4-4-2 de inicio repercute en el mecanismo hasta ahora dictado por el vitoriano a la plantilla. Un dibujo que, en muchos desarrollos del ataque blanquillo, se da cuando Toquero se mete por los adentros para dejar el carril que ocupa en estático (a veces la derecha, otras veces la izquierda). Pero que no tiene un punto de partida cristalino. González advirtió, una vez más, este viernes que pretende seguir insistiendo con su librillo. Ahí, habrá que aguardar hasta última hora para ver si Vinícius tiene un hueco en el once titular. Bien por Toquero, bien por otra pieza que pueda moverse si se reubica a Raúl Guti o Febas más atrás (véase el caso de Eguaras).

Aún queda el entrenamiento del domingo -importante tácticamente- y los detalles finales del lunes. Es el tiempo de maceración que tienen ante sí los planes de Natxo para Huesca.

Etiquetas
Comentarios