Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

La alternativa definitiva para Delmás

El joven lateral derecho aragonés tiene ante sí la oportunidad de consolidarse como jugador profesional: la lesión de Benito le abre el puesto al menos en 6 partidos.

Delmás, en el pasado mes de julio en Logroño, en su primer partido serio de pretemporada como futbolista del primer equipo del Real Zaragoza.
La alternativa definitiva para Delmás
Daniel Marzo

La lesión de Alberto Benito, con una rotura fibrilar en el músculo gemelo de la pierna izquierda, es un contratiempo para Natxo González y el Real Zaragoza balbuceante del inicio de temporada. El lateral derecho catalán, llegado este verano pasado desde el Reus de la mano del propio entrenador, es una de las armas tácticas principales del nuevo esquema que está tratando de instaurar el técnico vitoriano en el equipo zaragocista. Un mes, como mínimo, va a a estar ausente Benito de las alineaciones mientras se recupera de una dolencia importante, por la zona en la que ha ocurrido y por la relevancia del gemelo en todos los movimientos del juego. La lesión del carrilero diestro es de las que mejor recuperación exigen para evitar recaídas en el mundo del fútbol.

Una vez asumido este inconveniente, automáticamente surge en el escenario la figura de su sustituto: el aragonés Julián Delmás. Uno de los cinco jóvenes del filial -son seis con Raúl Guti, recién promocionado por Natxo- que Lalo Arantegui, el director deportivo del Real Zaragoza, decidió incorporar en julio, con diferentes circunstancias personales en cada caso, desde el filial a la primera plantilla (los otros son Pombo, Lasure, Zalaya y Raí Nascimento).

De todos, el que ha tenido una mejor aparición ante los focos del fútbol profesional ha sido Delmás. El menudo y fibroso lateral zaragozano, de 22 años y 1,73 de estatura, jugó como titular el primer partido de liga, contra pronóstico, en Tenerife. Una lesión de última hora del carrilero zurdo, Ángel Martínez, en el entrenamiento definitivo del equipo en la isla en las horas previas, con su recambio Lasure también de baja médica en Zaragoza por culpa de una rotura de fibras en la recta final de la pretemporada, obligó a Natxo Martínez a improvisar las bandas de la defensa aquel día. Trasladó a Benito a la zona del zurdo y metió en el once inicial a Delmás en su puesto, el del '2'.

El debutante cumplió. De sobras. Su casta, su implicación, su carácter irreductible suceda lo que suceda en cada jugada y ante cualquier rival, son valores que siempre han sustentado su aplicación sobre el césped en todas las categorías. Jugó 72 minutos pues, con 1-0 en contra, Natxo lo sustituyó por Toquero a la desesperada, en un cambio táctico ofensivo, en busca de un empate que no llegó. Desde ese día, siempre ha estado en las convocatorias. Volvió a tener minutos la semana pasada frente al Lugo, en la Copa. Titular en la banda derecha de la defensa en el triunfo 1-0 ante los gallegos y, de nuevo, una actuación solvente, superando dificultades, que el uruguayo Albarracín se las dio en diferentes fases del envite.

Y, finalmente, de nuevo a contrapelo y con la urgencia que siempre precisa relevar al compañero lesionado durante un partido en marcha, Delmás tuvo que salir súbitamente a la hierba de La Romareda el pasado domingo, justo antes del descanso, cuando Benito se rasgó el músculo de la pierna izquierda tras un salto. Le tocó acometer un escenario lleno de cocodrilos, en inferioridad numérica por la expulsión de Borja Iglesias, con el Nástic atacando sin cesar el área zaragocista a base de centros desde los laterales de sus carrileros, Kakabazde y Javi Jiménez, y sus extremos, Delgado y Abraham. Julián Delmás se multiplicó, se concienció de la tarea de alta responsabilidad que tenía ante sí y, de nuevo, dio la talla.

Por ahora, lo suyo ha sido responder al equipo cuando las circunstancias han obligado a cambios no programados. Esa labor de suplente de guardia por la que tantos jugadores se han iniciado en esto del fútbol grande. Y Delmás ha de sentirse satisfecho porque sus colegas de promoción, Lasure, Zalaya y Raí, no han podido catar ni un solo segundo de juego partiendo desde el mismo punto de salida. A Pombo no cabe incluirlo en el grupo, pues ya se estrenó el año pasado en Segunda División y les llevaba a todos una buena ventaja al inicio de esta campaña. Hasta Raúl Guti, que suma partido y medio en el campo en la última semana, ha adelantado a ese trío de inéditos por el arcén.

Ahora, la lesión importante que sufre Benito va a dejar abierto el puesto de lateral derecho a Delmás. De par en par. Si su baja es de un mes (el mejor de los casos), el catalán no jugará con seguridad los partidos de liga de Oviedo (el próximo, el lunes 2 en el Tartiere), en casa contra el Numancia (día 8), en Lorca (jornada de miércoles, día 11), Osasuna (domingo, 15) y en Sevilla ante el filial sevillista, el fin de semana del 22. Si, según esta previsión de un mes de baja, Benito se reincorporase a los entrenamientos con cierta normalidad en la última semana de octubre, es posible que su concurso en el siguiente choque, en León contra la Cultural el fin de semana del 29, sea dudoso. Además, entremedias, el miércoles 25 de octubre está datada la ida de los deciseisavos de final de la Copa del Rey, que el Real Zaragoza jugará en La Romareda ante un equipo de Primera División de los que no juegan en Europa, sorteo que tendrá lugar este jueves en Madrid.

Todo esto tiene Delmás ante sí. Seis partidos sin Benito. Quizá más. Una alternativa en toda regla para reivindicar su calidad, solvencia y afán por ser un futbolista de élite en lo sucesivo. Seguro que Alberto Belsué, ahora delegado del equipo y predecesor en el carril diestro de la defensa zaragocista de Julián Delmás, le contará en algún apartado cómo fue su llegada a la titularidad del Real Zaragoza tras haber llegado del Endesa Andorra de Segunda B... cuando Esteban Gutierrez, lateral zurdo proveniente del Real Madrid, se rompió la rodilla, y la solución fue desplazar a Chucho Solana desde la derecha a la izquierda para hacer debutar al emergente Belsué que llegaba desde abajo. Un buen ejemplo a seguir por Delmás.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión