Despliega el menú
Real Zaragoza

Dongou, Samaras, Bedia... los círculos concéntricos de cada fin de semana

Agné personaliza en Dongou lo único positivo de tan delicado momento para el equipo y no desvela su cavilada renovación del once inicial.

Edu Bedia y Dongou, juntos en el campo de entrenamientos de la Ciudad Deportiva.
Edu Bedia y Dongou, juntos en el campo de entrenamientos de la Ciudad Deportiva.
Daniel Marzo

"Dongou es una de las pocas alegrías que nos estamos llevando últimamente. Ha mejorado mucho de su rodilla, ha ido bien. Yo lo veo mejor y esperemos que nos pueda ayudar". Así valoró Raúl Agné la figura del delantero camerunés, que tiene todos los números para ser titular ante el Sevilla Atlético como primera opción para suplir al operado Xumetra. El ariete africano fue el referente positivo de Agné en la matinal del viernes dentro de una rueda de prensa, por lo demás, sin detalles extraordinarios. "Siempre que está Dongou en el campo, pasan cosas positivas. Ando loco por tener al Dongou que yo conozco. Tiene fútbol, genera juego, ocasiones, asiste... Y yo siempre he dicho que a mí me gusta jugar con dos delanteros. El día que tenga dos delanteros, es muy probable que veáis dos delanteros", apostilló respecto del '7' zaragocista.

Por otro lado, la figura del griego Georgios Samaras, inevitablemente, volvió a salir a colación durante la comparecencia de Agné ante los medios de comunicación. El internacional heleno, tras cumplir seis semanas en Zaragoza, sigue sin ser relevante en los planes del equipo y el efecto efervescente de su fichaje hace tiempo que se ha esbafado. "Samaras... está mejor, mejor. Ya lo iréis viendo. Irá teniendo su participación. Pero un futbolista no se pone en forma en tres semanas", respondió Agné lacónicamente y con la inexactitud evidente del número de semanas de trabajo que acumula Samaras a estas alturas de marzo.

Otro de los fichajes de invierno, Edu Bedia, también ha acabado arrinconado en su participación con el equipo desde su aterrizaje en La Romareda procedente del Oviedo en el mercado de enero. Del centrocampista ofensivo se esperaba mucho más protagonismo. Su estado de forma, una lesión muscular y las elecciones puntuales de Agné para armar el equipo, han dejado al cántabro en un segundo -o tercero- plano que llama la atención. "Bedia... pues más de lo mismo. Esperemos que vaya a más, que coja más ritmo y que nos pueda ayudar en la creación... también", apuntó Agné brevísimamente, un poco por compromiso.

Etiquetas
Comentarios