Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

El hijo de Agapito Iglesias sufre una agresión de dos radicales del Zaragoza

El joven fue golpeado el pasado sábado cuando estaba en un bar con sus amigos.

Dos individuos relacionados con los hinchas violentos del Real Zaragoza agredieron el pasado sábado al hijo de Agapito Iglesias y le causaron lesiones de las que fue asistido en un centro hospitalario. El joven presentó una denuncia en la comisaría de Centro, en el cuartel de General Mayandía, y se han abierto diligencias que están siendo instruidas por un juzgado.

Según confirmaron a este periódico fuentes cercanas al caso, la agresión se produjo en la noche del sábado al domingo, cuando el joven, de 24 años, estaba con sus amigos y amigas tomando unas consumiciones en un bar del centro de la capital aragonesa.

Sin mediar discusión alguna, según las mismas fuentes, dos jóvenes se le aproximaron y le golpearon. A raíz de la agresión, la víctima llamó a la Policía, que acudió al lugar e identificó a los presuntos autores del ataque, aunque no los detuvo. Pero la cosa no quedó ahí, ya que cuando el joven salió a la calle y se dirigía hacia la comisaría para presentar una denuncia por los hechos, fue golpeado de nuevo por los mismos individuos.

El joven se dirigió a un centro sanitario para ser atendido de las lesiones que, en principio, no revisten gravedad. Con el parte médico emitido por el hospital, acudió a la comisaría del distrito de Centro para presentar una denuncia, que deberá ser ratificada en el juzgado. Por el momento se desconoce si los agresores han sido detenidos por la segunda agresión o serán llamados a declarar, al estar identificados.

Aunque es la primera vez que se produce una agresión directa a un miembro de la familia del máximo accionista del Real Zaragoza, no es el primer ataque sufren los Iglesias por parte de los hinchas más radicales del club. De hecho, durante una temporada, meses atrás, utilizaron las redes sociales para meterse con su hija.

No obstante, el paso dado ahora supera con creces las críticas e insultos que los radicales del club acostumbran a dedicar a Iglesias. La última ocasión en la que tuvieron oportunidad de demostrarlo fue el pasado 20 de febrero, cuando el empresario soriano fue citado a declarar ante el Juzgado de Instrucción número 1, que investiga la presunta malversación de unos cien millones de euros en la urbanización de Plaza y lo llamó como imputado.

La Policía Nacional tuvo que desplegar un fuerte dispositivo de seguridad para evitar que hubiera incidentes, lo que no impidió que la treintena de seguidores que habían estado desde las 9.00 hasta las 14.00 esperando poder ver al objeto de sus iras, le increparan en cuanto salió por la puerta giratoria de la Ciudad de la Justicia. Un grupo de agentes, además de los miembros de su seguridad privada, tuvieron que escoltarle hasta el parquin.

Etiquetas